jueves, 25 de febrero de 2016

3 - Tour de Kandy hasta Nuwara Eliya

Ejemplares de murciélago gigantes.

El precio inicial fue de 7000Lkr. Durante el camino paramos para comprar unas jugosas piñas para después parar en el spice garden.  En el jardín nos enseñaron un montón de plantas, tanto curativas como para usar en comidas. Es algo turístico, pero aconsejo comprar citronela pura para los mosquitos, algo muy efectivo y con un precio muy razonable.



El camino continuó hasta un lugar donde podemos montar en elefante, bañarlos y darles de comer.  Tienen diferentes precios para entrar.  Por 2000Lkr puedes montar y bañar a estos animales. Por 1000Lkr, te dejan entrar a mirar y tomar fotos.


Las personas que están con los paquidermos te piden dinero en forma de propina, la opción de darle es de uno mismo y no motivada por la insistencia de ellos.


Seguimos disfrutando de la ruta. Paramos en un local de carretera para comer algo. Tengo que decir que la comida en este país no es tan buena como en otros países asiáticos, monótona y poco elaborada.  Invitamos a nuestro chófer y de nuevo a la carretera hasta alcanzar una preciosa cascada de agua que atravesaba la carretera. El nombre de la cascada no lo sé, pero está junto a la carretera, a unos kilómetros antes de los campos de té MackWoods. Nos pusimos el bañador y tras superar algunos saltos de la cascada nos alejamos del camino para sumergirnos en sus frías aguas.



En menos de dos minutos aparecieron 6 chicos y  estuvieron mirando a las chicas en bikini. Es una de las cosas molestas de Sri Lanka, son muy mirones.

Después de disfrutar del chapuzón en las frías aguas rodeados de naturaleza seguimos nuestro camino. Paramos unos minutos más adelante en una fábrica de té. Decidimos no entrar ya que se nos antojaba demasiado turístico. Lo que si hicimos fue seguir unos de los múltiples  caminos que se  internaban en las espectaculares colinas tapizadas con las plantas de té.


Durante nuestra bajada nos encontramos a una señora de avanzada edad. Al verla pensé inmediatamente en la cantidad de vivencias que tendría. Una cara llena de arrugas, cuerpo delgado el cual en Europa llamaría la atención, unos dientes amarillos y oscuros casi como la piel de su cara mostraban una vida dura.


Antes de cruzarme con ella, una sonrisa apareció de su rostro. Le devolví la sonrisa y me detuve. Su boca salió una voz diciendo "foto?" Pensé, que suerte que esta mujer se ofrezca a que le hagas una foto, por respeto no suelo intimidar a las personas por muy buena foto que pueda sacar, primero es el respeto. A veces los locales quieren verse y no piden dinero. Antes de actuar con mi cámara le dije "no money" junto con un gesto de mis manos sacando los bolsillos del pantalón. Si ella quería una foto, que supiera que después no habría recompensa económica.

Realicé unas cuantas fotos e  interactuamos unos minutos. Me despedí pero ella solicitó sus honorarios con un "money" por supuesto no le di nada. Desde mi punto de vista mi frase de no money fue entendida sobre todo al contestarme ella con money.

En poco tiempo vimos jugando al cricket a un grupo de niños. no tendrían más de 8 o 9 años.  Al verme agachado haciendo una foto al paisaje, empezaron a chillar foto! Foto! Y se colocaron para la ocasión.  Disparé y se la  enseñé. Esto pareció gustarles. Me pidieron una foto jugando al cricket. Otra juntos, otra con mis compañeras de viaje, después de cada foto y así venían  a mí para verla en la pantalla de la cámara hasta que decidimos irnos y no oyó las palabras mágicas, "money", "chocolate", "pen"


Es una lástima que todavía haya turistas que ofrezcan estas tres cosas. No me cansaré de decir que cuando se entrega dinero, caramelos o bolígrafos a un niño no se le hace ningún favor. Lo único que hacemos es alimentar nuestro propio ego creyendo erróneamente que hemos realizado una buena acción.


Sobre las 18:30 llegamos a Newara Eliya, al llamar a nuestro hotel que habíamos reservado con la aplicación Airbnb, nos dimos cuenta que el alojamiento está en Kandy. Por suerte no nos costó encontrar otro, una habitación para los 5 con desayuno costó 8000 Lkr.


Tras hablar de lo sucedido nos dimos cuenta que la aplicación Airbnb conlleva a cometer errores. Al usar la búsqueda por ciudades, se supone que te buscasen la ciudad solicitada, no es un perímetro que ella decide. Esto fue lo que nos pasó. Realizamos una búsqueda en Newara Eliya y después de algunos resultados, apareció el de Kandy. Tener esto en cuenta al utilizar esta app.

Anterior                                Inicio                                   Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario