jueves, 10 de diciembre de 2015

Un día en Ella, Sri Lanka


 
Ella es una pequeña localidad del interior de Sri Lanka. Un sitio conocido por donde se puede disfrutar de las muchas caminatas por  montaña y por albergar la cima más alta del país, el pico Adam o Adam’s peak.

El pequeño pueblo tiene una parada de tren, nosotros tomamos el mismo desde Nanu Oya, a 15km de la famosa Newara Eliya.

 
Hay bastantes autobuses que la unen con diferentes ciudades, así que llegar aquí no es complicado.

Empezamos el día desayunando en el hotel Tea Garden Holiday Inn, donde pasamos la noche anterior y desde donde podemos disfrutar de unas estupendas vistas de hacia las montañas.

 

Bajaremos la gran cuesta hacia el pueblo y en 1’ alcanzaremos un banco enorme de madera que es donde se paran los autobuses a recoger a los diferentes viajeros y usuarios.

Si seguimos esa carretera unos metros más, a mano derecha hay una nueva carretera y a unos 40 metros un supermercado donde poder abastecernos.

De vuelta a la calle principal giraremos a la derecha. Iremos dejando lugares donde comer o cenar, alguna frutería, y justo cuando encontremos un puente por donde encima pasa el tren, giraremos a la izquierda para subir hacia las vías.

 

Nuestro camino continua por el mismo lugar que pasa el tren, así que precaución a cualquier sonido que nos indique que viene.

El paisaje que vamos encontrando te hace sentir pequeño. La vegetación llega hasta las mismas vías y supongo que si el tren estuviera unos pocos meses sin pasar se las tragaría sin mayor problema.

Si nos fijamos, hay unas plantas con hoja ovalada que cuando las tocamos se encojen. Son las mismas que encontré en Indonesia.


Detalle planta viva - Sri Lanka e Indonesia from RaulGarciaFotografia on Vimeo.


Hay casas donde detenernos y tomar algo como café, té, refrescos o agua. A algunos de estos lugares solo se puede llegar gracias a las vías pues no están comunicados por tierra con nada.

En poco más de una hora de seguir las vías el paisaje se abre y a nuestra izquierda veremos un gran salto de agua. Esta catarata es la misma que se ve desde el hotel y que parecía más lejos. A los 30’ encontraremos un camino que sale hacia nuestra izquierda, justo después de pasar un puente de metal con una altura de vértigo, y que nos llevará hasta un campo de labranza. Siguiendo hacia nuestra izquierda, llegaremos hasta la cascada. Aconsejo bajar hasta donde podamos y darnos un buen chapuzón con el agua fría para aliviar nuestro calor.

 

 

Después de disfrutar de este merecido descanso podemos volver al camino pero en vez de llegara a las vías, seguiremos por los campos de té.

Un estrecho caminito sigue paralelo a estos campos. En un momento, justo cuando el té se reparte la tierra con el maíz subiremos hasta llegar a una zona alta donde tomaremos otro camino a la derecha hasta atravesar un pequeño barranco de unos 8 metros de altura. Giro a la izquierda y todo recto dejando los diferentes cruces hasta llegar a un lugar donde volvemos a pasar por un campo de maíz y desde donde empezamos a subir con un paisaje diferente, árboles grandes los cuales a penas dejan pasar la luz del sol.

En unos 5’ el bosque se abre y veremos la hermosa y húmeda pared que desde el hotel se puede apreciar a la derecha. Desde este punto nos quedan 30’ de ascenso hasta la cima de Ella Rock, nosotros no pudimos alcanzarla porque a medio día las nubes suben y obstaculizan la visión además de ser peligroso andar por ahí con niebla por la cantidad de caminos que hay.

Al volver podemos parar a comer algo en el local Chill. Un acogedor sitio donde disfrutar de sus ricas pizzas. Tiene precios un poco más elevados que en otros lugares que merece la pena degustarlas.

Tras una buena ducha y cenar unos espaguetis boloñesa en el hotel, fuimos a degustar la carta de combinados que tienen en el Chill. Probamos los mojitos, los dos que tienen en la carta y aunque se pueden beber, no se pueden comparar con los que nos hacemos en mi casa, la piña colada no está tampoco mal. Lo que si será un acierto es la botella de cerveza Lion, 1 litro de líquido que enturbiará el pensamiento de más de uno.



0 comentarios:

Publicar un comentario