jueves, 24 de septiembre de 2015

3 días en Dublín, tercer día.


Encontramos en internet que a las 12:00 había una visita a la Biblioteca situada en el Trinity College Dublin, Book of Kells, así que después de desayunar y caminar por las calles dublinesas, nos fuimos caminando hasta el Trinity College. Lo bueno de esta ciudad es que prácticamente todo está muy cerca para ir andando.

Plaza en el Trinity College.

Conviene estar una hora antes de la hora para disfrutar caminando por dentro del instituto. Tras pagar 10€ y recorrer el precioso y tranquilo lugar, fuimos hacer otra cola para entrar a la biblioteca.


Desde el punto de vista fotogénico, merece la pena entrar y pagar esa cantidad de dinero. Por contra, no se puede llevar trípode y algo que entiendo perfectamente, es que tampoco se puede disparar con flash, así que apurar con el iso :D.


La visita dura poco, menos de 1h.

La cantidad de libros antiguos que yacen en las baldas de las librerías de madera es impresionante. Las típicas escaleras de biblioteca, las enormes ventanas dejando pasar la tenue luz y el enorme techo hacen especial la estancia.


Durante la visita tendremos a personas vigilando que no se dispare con flash y se cumplan las normas.

Al final de la visita, pasaremos entre la tienda donde poder adquirir algún suvenir.

Si vamos hacia Dawson street, llegaremos hasta Stephen's Green que es una de las calles colindantes que rodean el St Stephen's Green, un parque donde hay un pequeño lago dentro.


Vale la pena pasear por él. A nosotros nos recordó a Central Park en Manhattan. Un pequeño refugio para descansar de la ciudad, aunque Dublín no se acerca en cuanto a tráfico o bullicio de gente a la preciosa Manhattan.



Después de comer en un asiático cerca del puente de O'connell, volvimos al hotel y tomamos un taxi hasta el aeropuerto.

Anterior                              Menú                           Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario