jueves, 17 de septiembre de 2015

3 días en Dublín, 2º día.


Como parecía que iba a llover, decidimos aprovechar el tiempo haciendo compras y contribuyendo a la expansión del capitalismo en su forma material :D.

A 1' del hotel, en la acera de enfrente y dirección a O'connell, hay un lugar para desayunar muy bueno y a precios razonables. El nombre no lo recuerdo, pero al entrar a mano derecha hay un mostrador con diferentes productos como pan y croissants, después el mostrador deja paso a salchichas, champiñones, verduras...después la caja registradora y al fondo las mesas.

Pennys, vans, North Face, H&M, todas están relativamente cerca del hotel, a menos de 5' andando.

Para comer pasamos el río hacia Temple bar por el O'connell bridge. Comimos en un lugar que en la parte del río era un italiano y en la parte de Temple bar, un mejicano. Comida decente a precio asequible.


Música en vivo e improvisada.

Como la lluvia no nos perdonó, paseamos por el Temple bar y entramos en el local del mismo nombre a ver música en vivo, recomendable 100%, eso sí, no esperéis pillar el punto a no ser que nos dejemos muchos euros. Cada cerveza nos costó 6,75€ y una copa de vino 7,85 aproximadamente.

Hay múltiples opciones para detenerse a retratar algún detalle de esta antigua zona. Si miramos al suelo, podremos ver chapas viejas de cerveza integradas en la calzada.

Por la noche podemos ir hasta Custom house un edificio neoclásico del siglo XVIII. Si seguimos paseando por  Custom house Quay, en menos de 5' veremos el Sean O'Casey bridge, un bonito puente peatonal por el que atravesaremos el río Liffey.


Anterior                              Menú                              Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario