jueves, 5 de febrero de 2015

6 - La triste visita al reino del tigre y noche por Chiang Mai.



Vuelta a Chiang Mai cogimos la moto y fuimos al Reino del tigre, a 45’ de la ciudad. Me he equivocado muchas veces en mi vida, pero ir a ver esta puta mierda ha sido la peor, un mal sabor de boca se quedó casi permanente durante mi estancia en Bangkok por lo que allí pude ver.



Simplemente, no vayáis, no contribuyáis al maldito circo al que son sometidos los pobres animales, en serio, si queréis haceros la molona foto con un tigre os recomiendo ir a Kanchannaburi. En mi primera estancia en Tailandia fui a un templo donde tienen una treintena de tigres. Lo que pude ver en ese lugar me encantó, fue algo realmente recomendable. Los animales están “dispuestos” al público durante unas horas al día, respetándolos al máximo en sus descansos, al contrario de lo que hacen en el maldito Reino del Tigre, que los tienen 9 horas diarias con un trasiego de gente yendo y viniendo, tocándolos, estirándoles y posando, donde puedes ver en sus desganadas caras el agotamiento sufrido por la modificación de sus hábitos. Os recuerdo que los tigres son animales crepusculares, tienen mayor actividad por la mañana o por la tarde.


No me extenderé más, solo que realmente os recomiendo que no os dejéis el dinero en este circo. Dinero que dudo mucho se reinvierta en el bienestar de esos animales. Os dejo una entrada más extensa sobre el Reino del tigre.

Uno de los pobres tigres que tienen que aguantar a las hordas de turistas.

Pagué para estar con 3 de los 4 tamaños disponibles. A la segunda visita le di mi entrada a un turista que entraba y me largué de lugar con muy mal sabor de boca.

Por la noche era el festival de las flores multitud de luces adornando una pequeña avenida entre la fortaleza y el exterior. Vendedores ambulantes aprovechan la oportunidad para montar sus pequeños puestos y vender artesanía, calzado, bolsos o fruta.

Una magnífica obra manual.

Anterior                                 Índice                                  Siguiente                      

0 comentarios:

Publicar un comentario