viernes, 2 de enero de 2015

Hotel Chatrium hotel Riverside Bangkok


El espectacular Chatrium hotel Riverside Bangkok está considerado el 5º mejor hotel de la ciudad. Un edificio de 36 plantas con vistas asombrosas de la urbe. El río Chao Phraya serpentea por un lado donde han creado una estupenda terraza para desayunar, almorzar o cenar. Tienen servicio gratuito de transporte por el río.

La enorme piscina, más de 25m, es un lugar idóneo para pasar horas descansando de la polución, del tráfico y del calor sofocante. A menos de 500 metros se encuentra una estación del sky train, una buena manera de moverse por la megalópolis cómodamente.

Sin lugar a dudas, no sería lo mismo sin la gran piscina.

La habitación de 70m2 con ducha, bañera, sala de estar, dos aparatos de aire acondicionado es como si estuvieras en tu casa. Por las mañanas te dejaban la prensa colgada en la puerta. Cierto es que este no es mi estilo de hoteles, demasiado pomposo, mucho lujo, algo que no estoy acostumbrado., aunque creo que con tiempo me podía acostumbrar, jajaja.

Sala de estar con la cocina al fondo a la derecha. La puerta que se ve es la de entrada.

Hay una pequeña cocina donde poder hacerte el desayuno o lo que quieras. Tiene una enorme nevera y dos televisiones, una en el cuarto y otra en la sala de estar. Un sofá, un sillón y una mesa de centro adornan la estancia.

En el balcón puedes pasar el rato en alguna de sus sillas deleitándote con las vistas, que podrán ser de la parte del río o de la ciudad.

Pensé en imitar a los descerebrados de Magaluf haciendo balconing, pero me rajé. :D

La cama es un lujo. Creo que después de mi viaje a Nepal, en el cual pasé más de 20 días sin poder descansar debido a lo incómodas que son en ese país, ahora aprecio una buena cama mucho más que antes.

A la izquierda, el baño.

Dispone de wifi gratuito. Al registrarte en el hotel una señorita te acompañará a la habitación, juntos rellenaréis la hoja de entrada en tranquilidad y te dará la llave junto con la clave para acceder a la red.

Fuera del hotel hay un seven eleven y varios cajeros automáticos. Coger un taxi o un tuc-tuc no es complicado ya que a 2’ caminando llegamos a una calle concurrida por estos vehículos. Si queremos que nos vengan a buscar al hotel, tampoco es problema, muchos taxis entran hasta él.

Es un hotel para poder darnos un capricho, siempre desde mi economía y mi forma de viajar. Estoy seguro que no defraudará a ningún lector del blog.

Pasillo hacia la sala de estar.

¡A disfrutarlo!

0 comentarios:

Publicar un comentario