jueves, 8 de enero de 2015

Donde alojarte en Khao San Road


Una de las noches que pasamos en Bangkok decidimos cambiar de hotel y alejarnos un poco de Khao San road. Encontramos en un buscador el Tara Place, en el 113-117 de Samsen Rd. A 7’ andando de Khao San Rd.


El personal fue extremadamente cordial, una cordialidad que para nada se le veía falsa. Nada más bajarnos del taxi enseguida vino el mozo a recogernos el equipaje y en cuanto nos dieron habitación cogió la llave y nos acompañó hasta la misma. Informándonos de que el agua era gratis además de enseñarnos cómo funcionaba el A/C.

Las habitaciones estaban limpísimas, prácticamente como en Europa. Una enorme cama nos esperaba con un armario donde dentro hay una pequeña caja fuerte donde guardar nuestros objetos preciados cuando no estemos en la habitación. Una tv de 32” encima de un mueble, una pequeña nevera debajo y lo mejor de todo, el baño. Plato de ducha con un buen chorro de agua y separado de la habitación principal por un cristal y una cortina veneciana. Un pequeño diván al lado de una ventana nos permitía no descansar sobre la cama si no queríamos.

El hotel dispone de acceso gratuito por wifi. Si no tenemos ningún aparato para conectar, hay dos ordenadores en la entrada del hotel en los que avisan que puedes estar 20’ para evitar supongo que los huéspedes se queden enganchados y otros clientes no puedan usar ese servicio.

El desayuno no está incluido, y creo que no hay opción, pero cada mañana había a disposición de todos té, leche, café con galletas, unas magdalenas con chocolate, frutos secos con miel y cup cakes de diseño. Todo esto disponible durante todo el día. De todos modos si queremos desayunar algo diferente o más cantidad caminando menos de 1’ encontraremos un lugar un poco caro para ser Tailandia, pero que si cruzamos la calle ponemos dirección a Khao San Road y nos metemos en el primer callejón que hay hacia la izqueirda encontramos un local bastante cutre que se llama Jenny.

Un buen hotel donde descansar del bullicio de Khao San, teniendo las mismas comodidades de la famosa calle.


Por desgracia no hay fotos, suerte que solo perdí unas pocas, entre ellas todas las que acompañarían esta entrada.

0 comentarios:

Publicar un comentario