jueves, 4 de diciembre de 2014

El paraíso de la tecnología, Pantib Plaza


Este macro edificio de 6 plantas alberga el mayor contenido de tecnología por metro cuadrado que he podido ver hasta ahora. Artículos de todas clases, desde relojes, juguetes teledirigidos, fundas de móvil, baterías para portátiles, ordenadores, tablets, cámaras de fotos además de accesorios originales como soportes para que el móvil se mantenga en horizontal, cables de colores, y un sin fin más.


Situado en la capital de Tailandia, Bangkok y cerca de otros centros comerciales no menos interesantes comos el MBK, los SIAM o Amarin Plaza. Es de visita obligada si estás en el país o visitas la capital solo por unas horas.

Para llegar solo tienes que pedirle al conductor de un tuc-tuc que te lleve. Si prefieres un taxi también te puede llevar y más cómodamente con aire acondicionado, eso sí, si prefieres evitar los posibles atascos a los que la ciudad está sometida constantemente, es mejor coger el Sky Train y bajarte en alguna de las tres paradas que abarcan los centros comerciales. National Stadium para el MBK, Siam, obviamente para los centros Siam y Chit Lom para el Amarin Plaza.

Entrada del Pantib plaza desde la pasarela del tren.

Nada más entrar te encuentras con muchos puestos donde empezar el gasto, también dispondrás de varios cajeros donde poder sacar dinero si es que no lo lleváis en cima. En los primeros puestos encontrarás varios objetos para la belleza, afeitadoras, planchas de pelo y de ropa, masajeadotes, despertadores, cargadores para móviles, cables de colores, carcasas y un solo puesto donde poder adquirir algún multicopter pequeño o coches RC.

Tras pasar los primeros 10 metros damos de lleno con una gran zona de exposición donde dependiendo del día o la fecha hay portátiles o tablets y teléfonos.

Piso inferior.

Una escalera mecánica situada a la izquierda será la encargada de llevarnos al piso superior donde seguiremos encontrando más objetos que adquirir.

Detalle de las diferentes plantas.

En algunas tiendas encontraremos accesorios interesantes que no habremos visto en otro lugar, tal vez si somos un poco tecnófilos los habremos visto en Internet.

Este centro está pensado para pasar mucho rato y tan bien pensado está que tiene varios restaurantes para poder hacer una parada durante nuestra visita para reponer fuerzas. Comida tailandesa, japonesa, pollo frito, nuddles, hamburguesas e incluso helados serán algunas opciones a elegir.

Nuestros aliados en caso de no tener efectivo.

Los precios de un lugar a otro varían mínimamente. En algunas tiendas te dan el precio con los impuestos incluidos, pero que al comprarlo no te dan el formulario para que en el aeropuerto puedas recuperar parte de lo pagado, en otros directamente te dan el precio sin las tasas y en los más serios te dan el precio total con los impuestos incluidos y te rellenan el formulario para que recuperes las tasas en el aeropuerto.

En el aeropuerto estar atentos porque tendréis que recuperar el dinero antes de pasar el control de pasaportes, una vez dentro no os permitirán volver u os puede costar mucho convencer al policía de turno que os deje.

Podéis pasar toda una tarde o una mañana vaciando vuestra cartera. Las veces que he estado, aun sin querer comprar nada he terminado con las manos llenas de artilugios.


Es una buena manera de descansar del sofocante calor de la urbe.

¡Un saludo!

0 comentarios:

Publicar un comentario