jueves, 13 de noviembre de 2014

7-Cala Barques - Es Carbó - 25 millas - 2 horas - 63.2€


Tras recoger el campamento, a las 9 empezaron a llegar los primeros  visitantes a cala Barques.

La previsión para hoy era parecida a la de ayer, viento del E por la mañana que iría rolando hasta el SO así que partimos bien pronto para disfrutar de la magnífica playa de es Carbó.

Salimos de la pequeña bahía de cala Barques y empezamos a dejar atrás el racó de Sa Teula, cala de S'Olla, y cala Seguer, entre otras. El sol empieza a calentar y nuestras tostadas pieles ya se empiezan a resentir de tantos días de sol.


A una milla aproximadamente nos encontraremos con la enorme cueva del Pilar, 39°29'18.69"N   3°17'38.25"E. Una cueva con formaciones realmente bonitas, tal vez sea por la cantidad de luz que entra a través de su enorme entrada. Dentro de la misma, hay una pequeña sala de menos de 2m², en medio hay unas enormes columnas que parece sujetan el grueso techo para que no colapse, al fondo encontraremos un depósito de arena acumulada y si vamos girando en el sentido de las agujas del reloj, encontraremos dentro de un pequeño agujero lleno de agua, un hilo guía. Merece la pena meterse solo para ver por dónde nos llevaría ese hilo guía, una pequeña brecha en el terreno que con sin botellas ya me parece difícil pasar por ahí, no quiero imaginar con dos botellas y el resto de equipo de buceo.

Cueva con preciosas formaciones.

Cerca de esta cueva, que tiene acceso por tierra después de hacer un rapel de 7 metros, podemos visitar la cueva el Secret de sa Figuera, que está a unos 200 metros cerca de un grupo de árboles, identificables por haber una higuera que marca la entrada al agujero, dirección oeste.

La  siguiente cala que encontramos es cala Magraner, 39°29'11.79"N   3°17'14.93"E, un paraíso para practicar psicobloc y escalada en sus enormes acantilados.

La siguiente cala es cala Pilota, que también dispone de una pequeña cueva a unos 140m dirección a tierra. Para encontrarla nos dirigiremos a través del camino bien marcado que está a la derecha de la playa de espaldas al mar, y a los 135 metros, giraremos a nuestra izquierda unos 50 metros. Cueva de cala Pilota, 39°29'3.42"N   3°17'2.90"E.

Otra cueva más en el litoral de levante.

Más allá, en cala Virgili está la cueva de Ses Dones, 39°28'59.80"N   3°17'18.26"E, una pequeña cueva que tiene en su interior una pequeña playita de arena y agua.

Partiendo de la esquina más al sur de cala Virgili a unos 600 metros encontraremos la cueva des Sotil, 39°28'34.60"N   3°17'19.35"E cavidad con lago interior que tampoco he visitado.

Si nos apetece caminar, hay una excursión que une las 4 calas, cala Bota, cala Virgili, cala Pilota y cala Magraner. Se empieza cerca de Calas de Mallorca.

Después de Calas de Mallorca encontraremos la bien conservada cala Murada, gracias a muchos de sus habitantes nativos de la isla que la han sabido mantener a salvo de imitar a su vecina Calas de Mallorca.

En cala Murada encontramos una pequeña rampa de acceso al mar que conviene evitar  cuando entre el mar del E, SE y SO, al estar bastante expuesta.

Siguiendo la línea de la costa levantina hacia el sur encontraremos gran cantidad de cuevas, la mayoría subacuáticas, muy cerca del imponente faro que nos marca la entrada a Portocolom, 39°24'50.71"N   3°16'14.69"E, donde también hay rampa de acceso muy cómoda, no tanto es el aparcar el remolque. Os dejo esteenlace,  a un pdf de la fantástica revistaEndins con información sobre estas cavidades.

Después de este puerto nos encontraremos con las masificaciones de turistas de cala d´'Or y cala Serena.

Casi 5 millas después llegaremos a cala Mondragó, un Parque Natural con dos calas de arena blanca y agua cristalina. Hay posibilidad de observar aves.

Si al leer arena blanca y aguas cristalinas habéis obviado lo de Parque Natural, os avisaré que estas dos playas se ponen hasta arriba de turistas.

En cala Figuera, 39°19'54.98"N   3°10'10.79"E, merece la pena pararse 30' o navegar por su interior. Veremos pequeñas y antiguas casas pegadas al mar, separadas por una pequeña pasarela.

A 9 millas encontramos el caló des Marmol, 39°17'19.88"N   3° 5'24.24"E, un lugar al que para llegar has de caminar bastante o ir en barca.

Panorámica de cala Marmol.

Una vez empecemos a dar la vuelta al extremo más al sur de la isla, donde se encuentra el faro de Ses Salines, 39°15'55.33"N   3° 3'12.56"E, notaremos inmediatamente el cambio del agua. Es como si estuviera teñida, es diferente a lo visto anteriormente. Su baja profundidad y su arena  blanca en el fondo hacen reflejar la luz del sol creando un color especial. También decir que llevo gafas polarizadas, jajaja.

Desde este punto dirección SO y a menos de 9 millas encontramos el Parque Nacionaldel archipiélago de Cabrera, 39° 8'42.82"N   2°56'14.29"E. Un lugar que destaca por la cantidad de meros que hay con un tamaño considerable. También hay varios pecios aunque la mayoría no buceables por haber restricciones en cuanto a buceo y fondeo.



Nosotros no tuvimos tiempo de visitarlo, pero si os sobra, merece la pena pedir permiso y fondear en su aguas, disfrutaremos incluso haciendo snorkel.

Continuando nuestro camino la siguiente cala que merece la pena parar es en es Caragol, 39°16'43.10"N   3° 2'36.02"E, arena blanca, agua cristalina y los vecinos de la zona que llegan en sus pequeñas o grandes barcas a disfrutar del día de playa. Los menos afortunados llegan tras haber caminado 1400 metros aproximadamente desde el faro de Ses Salines. Desde este faro hay una excursión que se puede hacer o en primavera o a finales de verano. Llegas hasta el torrent del Mármol o si te apetece caminar más y pernoctar, hasta cala Mármol.

En unas millas más, llegamos a nuestro destino, la playa des Carbó, 39°18'23.55"N   3° 0'58.44"E. Muy similar en características a es Caragol, pero más cerca de la Colonia de San Jordi y por lo tanto, más abarrotada de gente. Aún así, se puede disfrutar de tu parcela personal en la zona.

Nosotros fondeamos en una zona donde el agua nos cubría por encima de las rodillas, desembarcamos lo necesario y teníamos desde nuestro lugar de descanso hasta el mar para nosotros solos. Me estuve fijando y no sé si fue casualidad pero había gente en la arena, un espacio bastante amplio a ambos lados y su pequeño lugar de baño donde nadie de los lados invadía, ¡vamos! lo más parecido a tu playa particular.

Si continuamos menos de dos millas llegaremos al puerto de la Colonia de San Jordi, 39°18'58.06"N   2°59'50.51"E, donde podemos abastecernos y poner combustible.

El atardecer en esta zona no se ve completamente, pero las luces características si, así que a disfrutar del atardecer que es gratis, de momento.

Disfrutando de las últimas luces del día en un lugar privilegiado.


Anterior                        Índice                        Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario