jueves, 28 de agosto de 2014

El salt de Deià


Continuamos con las grandes verticales, otra más en el término de Deià. Un pueblo con encanto donde disfrutar de una cerveza requerirá de tener la cartera llena de euros.

Son 5 saltos, de los que los 3 de en medio suman 92 metros. Hay repisas de espacio limitado, volados, y altura de vértigo, no recomendable para personas con miedo a las alturas o que acaban de empezar a tener acercamiento con los descensos con cuerda.

Sin duda, una vertical que no dejará indiferente a nadie, sobre todo por la fuerte pendiente hasta llegar al primer salto.

COMO LLEGAR

Partiremos hacia el elitista pueblo de Deià.




Inmeditamente después de pasar el Museo del Arxiduc Lluis Salvador D'Astria de Son Marroig (se quedaron a gusto con el nombre) podremos aparcar el vehículo, nuestro camino comienzo unos metros más adelante, justo en els rentadors.

RUTA DEL ACCESO

Seguiremos unos 100 metros desde el aparcamiento y al llegar a els rentadors giraremos a la derecha y subiremos paralelos al torrent des Racó.

Vistas desde la carretera del pueblo.

Subiremos por el camino empedrado y con escalones para en menos de 10' atravesar un camino asfaltado y girar a nuestra izquierda. Ya intuiremos el siguiente camino de tierra que sigue paralelo al torrente anterior pero esta vez por su margen izquierdo.

A los pocos segundos encontraremos una enorme higuera donde según la época podremos disfrutar de su sombra. Nosotros fuimos en julio, a las 15:00 y se agradeció.

Una vez llegados a este punto encontraremos el primer problema una verja con candados nuevos, incluso, en el pequeño puente que supera el torrente.

A nosotros nos salieron los dueños o encargados de la posesión que hay a la derecha y en un perfecto inglés nos dijeron que  era privado y no podíamos pasar. Intentamos explicarles que los cauces son públicos. Nos dijeron que el cauce acababa unos 20 metros más arriba, cosa que no me creí, pero teníamos que esperar al desenlace de la conversación para poder actuar en consecuencia. Después de dialogar unos 10' minutos con ellos, intentando explicarnos otro camino a seguir para llegar al salt de Deiá, decidieron dejarnos pasar y avisarnos que un chico murió hace poco (no sé cuando, no recuerdo la noticia) y que no tuviéramos cuidado.

Nuestro camino sigue paralelo al torrente por el margen izquierdo según subimos. En 5' minutos deberemos atravesarlo y continuar subiendo, por los márgenes de piedra cruzando olivares y algarrobos, además de carrizo y otro tipo de vegetación.

Es un camino sin señalizar, complicado, con mucha pendiente y peligroso. Hay que seguir una línea imaginaria perpendicular a la carretera. En un momento dado, giraremos dirección derecha y atravesaremos un cúmulo de piedras a modo de torrentera por la cual subiremos unos 50 metros horizontales para seguir más a la derecha y pegar con muro natural de piedra. Deberemos sortearlo por la parte más alta ya que la parte baja se complica demasiado, teniendo que poner en algunos tramos cuerda para poder progresar asegurado.

Uno de los tramos donde fue necesario poner una cuerda para seguir progresando.

Caminaremos bajo bosque y con mucho carrizo, recomendable 100% pantalón largo, además de buena forma física y dejar el miedo en el coche.

El suelo es deslizante por la hojas, mucha vegetación impide ver bien donde pisas y una pendiente dura nos harán recordar que quien hizo esta crónica, cualquiera de la red o incluso el famoso libro l'illa del torrents, guía torrentera de Mallorca, obviaba muchos detalles para acceder a ese salto.

Espléndidas vistas que nunca antes había contemplado del pueblo de Deià.

En poco tiempo deberíamos llegar al paso des Racó. Realmente no es nada complicado, da la sensación de que quien puso ese pasamanos con un estupendo cable de acero y bien colocado, desde aquí gracias por esta gente que hace posible que la montaña sea más segura; tenía de sobra. Os daréis cuenta que cualquier paso subiendo hasta llegar aquí es más peligroso que este lugar.

El pas des Racó.

Tras pasarlo, seguiremos dirección derecha por una pared marcada por un estrecho camino hasta llegar a lo más plano del camino. La vegetación deja paso a la piedra y ya intuimos donde se encuentra nuestro destino, unos metros más abajo está el cauce.

Ya vemos el cauce, nuestro destino está abajo a la derecha, no importa subir.

Nosotros tardamos dos horas en alzanzar este lugar, y teníamos gps. Las indicaciones del libro anteriormente citado no nos sirvieron para nada, de hecho, no son muy explicitas, cosa que agradezco enormemente, es una manera de alejar a los "curiosos" con arnés y cuerda.

RUTA DE LA ACTIVIDAD

Nada más llegar podemos desgrimpar un salto de unos 12 metros. Caminaremos unos 100 metros o menos y ya veremos el primer salto de la sucesión.

Primer salto desgrimpable.

Una salida a pié de suelo nos acercará tras unos 15 metros hasta una pequeña cornisa donde caben 2 personas, relativamente bien.

Comprobando que las cuerdas alcanzan la repisa inferior.

Parado en medio del rapel. Repisa donde caben dos relativamente bien.

Un salto de 50 metros volados, merece la pena disfrutarlo, separado totalmente de la roca, roca que si vamos a última hora de la tarde veremos anaranjada por las últimas luces del día.

Otro detalle más de la repisa.

El primero llegará con un pequeño péndulo a las anillas del siguiente salto, 30 metros. Cómodo lugar para 3 personas, no más. Salto de 20 metros y haremos terminado nuestra actividad.

Detalle del segundo rapel, principio y final del mismo.

Integral de la pared, exceptuando el primer rapel que no se ve desde abajo.

Una vez acabado los saltos seguiremos descendiendo por el bosque hasta llegar a la base de una enorme posesión con piscina y cipreses. Nuestro camino pasa por debajo hasta llegar a un camino de asfalto que en 10' minutos más llegaremos a la carretera principal donde hemos aparcado el coche.

Arriba a la derecha podemos ver la piscina hacia donde tenemos que dirigirnos.

DURACIÓN ACTIVIDAD

30' para llegar a Deià, 2 horas para subir si sabemos más o menos el camino, en una hora podemos  terminar el salto y en 45' volver al coche.

EQUIPO NECESARIO ACTIVIDAD

Como la cornisa primera es muy pequeña, si somos más de dos es aconsejable llevar una cuerda de 30 metros y 2 de 60 metros. Por supuesto el material normal para descenso. Añadiría un shunt para el primero o para el que haga fotografías y quiera disfrutar sin tener que auto asegurarse con la cuerda o que le aseguren desde abajo.

ESCAPATORIA

No tiene.

EQUIPO UTILIZADO FOTOGRAFÍA

Sony nex 6 con el objetivo de kit.

CONSEJOS

Sin track es muy difícil llegar hasta el barranco, con un mapa se puede intuir el camino, pero al haber tantos precipicios o enormes paredes equivocarnos de subida nos puede costar horas de pasarlo mal trepando por lugares donde el suelo es resbaladizo y la piedra no está muy firme.

Llevar mucha agua.

Desconozco si hay algún camino mejor que el que nosotros tomamos, pero si solo hay este, atravesamos fincas privadas. Recuerdo que los cauces de agua si no acaban en la propiedad privada, son de acceso público.

LUGARES DE INTERÉS

Bajando hacia nuestro destino pasaremos por delante de otros dos barrancos, el barranco de Ses Olibes, y el de Son Gallard. También una excursión fácil es bajar a sa Foradada y disfrutar de sus aguas cristalinas.

El torrente des Racó está bien cerca y prácticamente se sigue el mismo camino que para este barranco. Está pendiente una entrada nueva.

Más cerca de Valldemossa se encuentran el torrente del Lli, del Rafal, des cable o s'hort desa cova, y el salto de Vistamar entre otros.

La ruta de los miradores de Tramontana, bella excursión con buenas vistas de la zona. 

¡Un saludo!


0 comentarios:

Publicar un comentario