jueves, 7 de agosto de 2014

18 y 19 – Nagarkot y 8 horas de autobús a Pokara.



Un amigo de Singe me recogió en el hotel Ganesh Himal con su moto. El hotel está genial, tal vez demasiado cuervos, que no he comentado en todo el viaje, pero está lleno por todas partes.

Me llevó directo hasta Nagarkot, una aldea con mucha cuesta hacia arriba y hacia abajo. Tardamos una hora en llegar y directamente me subió a ver las magníficas vistas que se ven desde allí en días cuando la polución deja ver algo, y hoy no era ese día.

A lo lejos se veía la cordillera del Himalaya pero la gran cantidad de polución no me permitió disfrutar de fotografiarla.

Arriba en la torre, la gente se reúne y realiza barbacoas. Los adolescentes flirtean con el sexo contrario y algunos turistas, como yo, suben con la esperanza de plasmar la belleza del lugar, seguramente, como yo, sin suerte.

No lo dudé ni un minuto, en cuanto me vino a la cabeza que iba a pasar allí más de 20 horas, decidí volverme con él a Katmandú. El tipo se sorprendió, pero no podía pensar que con mi dolor de lumbares, sin poder caminar por la zona, iba a estar todas esas horas allí, metido en el hotel o subiendo y bajando carretera para llegar a ningún lado.

Volvimos a la capital y allí me quedé hasta el día siguiente, que iría a Pokara.

Singe me sacó el billete de bus a través de la agencia de su amigo, Mount Meru Travels. De este modo me costó 500NPR, si vas por libre te cobran comisión.

A las 7:15 salió el bus. Realizo unas cuantas paradas ante de salir de la capital y una vez en la recta carretera, solo paró para desayunar a las 8:30, para almorzar a las 9:30 y para comer a las 12:30.

El trayecto es cansado, si disponéis de dinero, aconsejo volar en avión.

Al llegar a la estación de buses de Pokara, nada más bajar del bus ya te asaltan los taxistas ofreciéndote llevar a cualquier hotel donde ellos tienen comisión.

Tienen servicio de recogida tanto en el aeropuerto como en la estación de buses. Como había enviado un mail el día anterior reservando una habitación, dudaba de que lo hubieran leído para cuando yo llegara, aún así, imaginé que alguien con el letrero del hotel estaría por la zona, con decirle que tengo una reserva, me valdría.

A los agobiadores y timadores taxistas, les dije que tenía reserva en el Hotel Travel Inn. Me dirigí hasta el hombre que tenía el letrero del hotel y le dije que tenía reserva. Intentaron llevarme en moto, pero tras el viaje de ayer, y el de hoy en bus, mi lumbalgia estaba avanzando, el dolor se hacía insoportable y ya sabía como acababa esto, muy mal, pero esto es otra historia, me centraré en los taxistas.

Intentaron subirme a un taxi y les dije que tenía reserva, que no iba a pagar nada. El tipo del letrero insistió que subiera, aún cuando le dije por 5ª vez que tenía reserva y que no iba pagar nada por el traslado.

Al final subí a un taxi, el tipo siguió mintiéndome diciendo que el dueño era otro que andaba por allí, lógicamente hasta un ciego podría haber visto que me estaba engañando. A mi me dio igual, porque no iba a pagarle ni una rupia así que pusimos destino al hotel y tras 15’ aproximadamente llegamos a destino.

El dueño se quedó un poco sorprendido de mi llegada, y más aún cuando le dije que tenía reserva, el no sabía muy bien de que le hablaba. Lo más sorprendente fue que cuando me conecté a Internet y comprobé el email, me había respondido a las 11 de la mañana contestando algo sin sentido.

Si yo reservo habitación, espero una respuesta de si o no. El tipo me respondió que tenía habitaciones libres y los precios de estas, si estaba interesado en alguna que respondiera.

Al final el taxista entró a por su comisión, que pagó el hotel, y que este intentó cargármela a mí.

En la reserva le pedí la habitación más barata y silenciosa que tuviera. Bien, empezó a subirme hasta el piso de arriba, con mi equipaje y mi lumbalgia. Me enseñó una habitación de lujo, cosa que no me enteraría hasta que me dio el precio, 44$!!! Le dije que ese no era el precio que había visto en la web y me dijo que era de lujo. “Bien, enséñeme la estándar y más barata, no quiero lujos” Seguimos haciendo el recorrido hacia abajo y siguió enseñándome otras habitaciones. La segunda estaba bien y cuando me dio el precio, supe que no era la estándar, 35$. Por segunda vez le repetí lo mismo, LA MÁS BARATA, ESTÁNDAR Y SINGLE. El continuó a lo suyo y a la tercera habitación que no era lo que buscaba en precio le dije que dejara de confundirme, que me enseñaba lo que le estaba pidiendo o me iba a otro hotel. Al final parece que lo entendió y me dio una mierda de habitación al lado de los motores de la bomba de agua, eso sí, por poco más de 11€ con desayuno y wifi gratis.

Acepté esa habitación y le dije que estaría 3 noches. Volví a mi pequeño hogar y cuando entré oí ese sonido perturbador de la bomba de agua. Salí inmediatamente de ahí y le dije que el motor a que hora se apagaba, él decía que por la noche, pero que para dormir estaría apagado. Que manía con no utilizar las unidades de tiempo correctamente, si pido cuando, espero una respuesta concreta, a las 21:00, 22:00, 23:00… le volví a repetir que a que hora, y lo mismo, por la noche…al final me ganó por cansino y decidí que al día siguiente me iría de ahí.

Pokara es una pequeña ciudad al lado de un lago. Está repleta de tienduchas de venta de material de montaña, bolsos, carteras, bolsitos, etc, hechos a mano, agencias de viaje ofertándote muchos deportes de aventura, como paragliding, vuelos a motor, y algo que me resultó interesante, pero mucho dinero, fue el poder practicar ala delta y a mitad de vuelo que un ave rapaz se posara en el brazo del instructor. Águilas, milanos, etc, son algunas de las aves que han quedado huérfanas y ese británico les ha dado cobijo.


Oportunidades des North Fake.

Por supuesto también  puedes contratar bicicletas de montaña, algún trekking, ya sea de un día o de varias semanas.

El estado de la carretera es malo, hay trozos asfaltados pero con agujeros y solo en parte de la carretera que recorre Lakeside. Fuera de ahí y dirección NO, el asfalto desaparece y entra el polvo y la tierra..

Pescadores en el lago.

Hay muchos restaurantes donde poder darse un festín, probé el Pokara Steak house, que según la guía, el dueño dice que es la mejor carne que puedes comer en la ciudad. Hay muchas variedades, desde salsa a la pimienta, con queso y ron, con tomate, etc. Servidos en un plato de madera y dentro otro de metal, es buena opción para mantener la comida caliente durante más tiempo, lo malo es que la carne se sigue haciendo una vez está servida, y si la has pedido media, acabará muy hecha, siendo una suela de zapato. Para comer un día está bien, será la mejor carne de la zona, pero nada que ver con la de España.

Con una lumbalgia no se pude hacer mucho a parte de medicarte y caminar sin peso, por ese motivo no tengo prácticamente fotos del lugar.

Me alquilé una moto por 850NPR a un tipo que tiene un colmado. Cuando le fui a pagar me dijo que 1250NPR por la gasolina, muy aireado le dije que no, que no me engañara y que se quedara la moto, cuando ya había caminado 5 metros rectificó y me dijo que vale. En esta ciudad parecen ser más timadores que otras zonas.

Tampoco pude hacer mucho con la moto, el estado de la carretera no me permitía disfrutar, así que tras recorrerme la carretera hacia la parte de la derecha, mirando al lago, volví por el mismo camino para perderme por Pokara antigua.

Comí en Café Concerto, pizzas buenas de masa fina, conexión wifi a alta velocidad y separado el ruido de Lakeside.

Por la tarde me saqué un billete de avión de vuelta, no podría superar otras 8h de autobús con la lumbalgia. 90$.

Esa noche dormí en el Chhetri Sisters Guest House, un lugar cómodo y tranquilo que por 10$ con desayuno está muy bien. La señal wifi no llega a todos lados por igual pero las camas son geniales, con ropa de cama calentita y todo muy limpio.

Justo en frente a la izquierda del hotel, hay un restaurante de un español, un tipo majo y que recomiendo hacerle una visita. Gracias a él entendí que está pasando en Nepal.

Según me estuvo comentando, Nepal imita a la India. India está metiéndose en el capitalismo a marchas forzadas y olvidando la esencia del país, la espiritualidad. Él recordaba como antes todo era namaste, reverencias y buen trato, ahora es todo por dinero, si hay dinero, hay namaste y reverencias, siempre generalizando, casos aislados en ambas opciones hay. Por supuesto encuentras gente que sigue manteniendo esa esencia, pero con pocos casos me he encontrado.

¿Rezando junto al lago?

Disfruté de una cena allí y al día siguiente cogí el vuelo hacia la capital. Un avión diminuto, de unos 20 pasajeros nos llevó tras 25’ de vuelo.

Vistas desde la azotea. Abajo, el restaurante español.

En el aeropuerto lo mismo con los taxistas. 700NPR para llevarme al hotel Ganesh Himal, continuando caminando otro 650NPR, 600NPR, 500NPR, 400NPR hasta que salí de la terminal y un taxista me ofreció llevarme por 300NPR, eso si, al llegar a la zona de Thamel, me dijo que por 300NPR me dejaba ahí en medio, le dije que perfecto, pero que de 300NPR nada, un descuento quería. Empezó a limosnear diciendo que por 300NPR era muy poco para llevarme al hotel, le dije que muy bien, descuento y tan amigos. Al final me dejó en el hotel por 300NPR.

En el hotel tuve un pequeño problema que atribuyo a mi desconocimiento parcial de la lengua inglesa. Pretendían cobrarme 22$ cuando hace unos días había pagado 18$. Pero tras un pequeño diálogo me ofrecieron hasta una habitación deluxe por el precio de una estándar single. No lo acepté por supuesto. No quería beneficios, simplemente pagar lo que me correspondía.

CONSEJOS

Como siempre, hay que tener cuidado con los taxistas, aquí especialmente, son unos listos, pero con precaución y sin ceder, nos saldremos con la nuestra. Si uno no nos quiere llevar por el precio que queremos, habrá otro que si lo hará, siempre que sea un precio razonable, eso sí, a medio camino son capaces de pedir más.

En las tiendas de Thamel. Estuve dos días recorriéndomelas interesándome por precios. Un neceser North Fake water proof varía según lo vayas a comprar, desde 700NPR hasta 290NPR que fue lo más barato que pude encontrar. Cuando te dan un precio elevado y les dices que no, siempre te preguntan cuanto quieres pagar. Lo suyo es no decirle cuanto, que bajen ellos hasta que no lo hagan más y entonces sabrás a cuanto lo puedes sacar.

También utilizan otra técnica. Cuando les dices que lo has encontrado a un precio, ellos te preguntan donde, si has mentido lo sabrán, y si el precio es realmente bueno te saldrán con que la calidad no puede ser buena, que si encontramos la misma calidad, ellos nos lo dejan al mismo precio. Otro engaño más, porque yo pienso, si me vendes algo a 1000NPR y lo encuentro a 800NPR, me bajas tú precio a 800NPR…¿Me estabas engañando antes? Simplemente por ese motivo ya no le compro nada.

La idea del regateo es que ambas partes queden contentas. Da igual si es caro, si para ti es buen precio. Otra cosa es que te engañen, a eso no hay rectificación posible.

Por poner otro ejemplo. Un macuto grande, el XL de North Fake, me pedían desde 4000NPR hasta 3500NPR. Usando lo escrito anteriormente, sin dar yo un precio, alguno me bajó hasta 2000NPR, cuando vi que ese precio era el más bajo que me iba a dar, e intuir que no era el precio al que me lo podía vender, le dije que lo había visto por 1500NPR, entonces me dijo que vale por 1500NPR pero que solo tenía un color. Listo, ambos contentos.

Sobre la seguridad. En muchas ocasiones me dijeron que no saliera de noche por Thamel. Cierto es que siempre lo hice con gente, con mayor o menor porcentaje de personas, pero con gente. Nunca tuve sensación de inseguridad. En la montaña igual, salía de noche a fotografiar sin problemas. Solo un día mientras subíamos hacia Gosaikunda nos enteramos que en una guest house habían entrado a robar con machetes y cuchillos.

En muchas  guest house no se paga alojamiento, siempre que vayas a hacer gasto comiendo allí.

Los colchones, tanto en la montaña como en las ciudades no son cómodos por lo general. Algunos hoteles se libran, pero la gran mayoría carecen de esta comodidad. Es conveniente probar la cama, si es posible, o reservar una sola noche y cuando probemos nuestro lugar de descanso, reservar más o buscar otro sitio.

Antes de hospedaros en una habitación, comprobar que sale agua caliente, puede tardar incluso 10’, dejar el agua correr. Algunos hoteles te dicen que si tienen, pero lo que no te dicen es que es por placa solar, y por la noche no funcionará.

No os alojéis en las plantas superiores ni en las inferiores, suelen tener las bombas de agua instaladas y se ponen en marcha en las peores horas, por la mañana y por la noche.

Los traslados en autobús y taxi son incómodos, aconsejo llevar auriculares con música o en su defecto tapones para los oídos.

Una mascarilla estaría bien en Katmandú, el nivel de contaminación es tal que tras unos días la garganta se nos irritará seguramente. Las podéis encontrar en cualquier lugar en Thamel.

En Thamel y Pokara os ofrecerán drogas, no las aceptéis, algunas veces los policías mismo hacen de gancho para después les pagues algún soborno, si no lo haces o incluso haciéndolo, puede ser que pases una temporada en una cárcel nepalí. No merece la pena arriesgarse.

En la mayoría de hoteles que me hospedé permitían, sin coste alguno, dejar la mochila en consigna. Tengo que avisar que aunque te ponen un papel con tu nombre en la maleta, no llevan ningún control. Me pasó que al recoger uno de mis bultos la luz de consigna no funcionaba. Recordaba donde había dejado mi mochilla así que con la tenue luz entré y la cogí. No me di cuenta hasta que volví a otro hotel que esa no era mi mochila. Suerte tuve que la había movido y nadie se la había llevado, volví, dejé la que había cogido y me llevé la mía.

En la montaña hace frío, si no vais preparados, no subáis. Las mantas que tienen en los refugios no serán suficientes en la mayoría de los casos. Pude ver como en algunos lugares los incautos seudo montañeros subían con converse all star a más de 2000 m de altura, con un pantalón ligero y un plumas. Tiritaban aún estando a menos de 50cm de la chimenea, que no funciona durante todo el día, solo durante unas horas por la tarde antes de dormir.

Los precios de las comidas en los refugios son europeos. Cada noche con su correspondiente comida, cena y desayuno te puede salir por entre 2000 y 3000NPR siempre que no hagamos excesos con cervezas, colas y demás. Una simple cerveza te puede costar alrededor de 500NPR.

Si no contratáis a un guía o porteador, es mejor que una vez hecha la mochila, te la revise alguien y saqué todo lo que no es imprescindible, siempre que ese alguien entienda de montaña y hacer mochilas. También vi a gente que subía con unas mochilas de 70l llena hasta los topes, casi no podían cerrarlas, se tambaleaban como marionetas, y sudaban como si el monzón les hubiera pillado. Desde mi opinión, teniendo en cuenta mi estado físico, jajaja, que tengo dolores por todo, es aconsejable al menos un porteador. Yo sin él no habría disfrutado igual.

Tomaros con calma las ascensiones, no importa llegar pronto, total, no hay mucho que hacer por la montaña a parte de disfrutarla mientras subes. El mal de altura nos puede jugar una mala pasada, incluso la muerte si no le prestamos atención. No es broma.

Cuando subí al Cotopaxi, y no recuerdo bien si también en el Kilimanjaro, utilicé Edemox, según leí y me dijeron especialistas me aliviaría el mal de altura y me provocaría que expulsara líquidos. Por aquel entonces la teína de los tés no me afectaba, así que juntando los dos, las palpitaciones en la cabeza no aparecieron hasta llegar casi a los 5000m. Esta vez a los 3800 más o menos, apareció. No llevaba ni Edemox ni tomaba té, porque ahora no me deja dormir.

Algo a comentar es que en la guía Lonely Planet está equivocada la situación y el nombre del restaurante “Everest steack house” que es “Pokhara steack house”. Lo marcan cerca del hotel travel inn, pero está a unos 10’ hacia la derecha mirando al lago en la parte izquierda de la carretera yendo hacia el restaurante. También está equivocada la situación del hotel Chhetri Sisters Guest House, que lo marcan muy cerca del restaurante anterior, pero está a más de 20’. Curiosamente en google maps está donde dice la guía.

Para acabar, desde mi punto de vista, Nepal es para conocer algunas aldeas, tal vez 3 días o 4, visitando el valle de Katmandú, y el resto del viaje hacer montaña, barranquismo o lo que sea, pero alguna actividad que os guste, y que sea en la naturaleza. Me sorprende lo poco desarrollada que está. Me recuerda mucho a Addis Abeba en Etiopía, una capital sucia, poblada, con crecimiento sin sentido, aunque aquí al menos puedes comprar material de montaña a precios asequibles. El resto del país, quitando Pokhara, son aldeas, terriblemente desoladas y con pocas cosas que hacer o distraerse. Una vez vista una aldea, vistas todas. Aquí podríamos destacar que no todas las personas son iguales, y que si nuestro viaje es de larga duración, merecerá la pena mezclarse con los locales y disfrutar de su amabilidad, al menos hasta que el capitalismo entre con más fuerza. Interactuar con los locales es aconsejable, algunos os abrirán sus puertas, como me hicieron en  Langtang, sin ningún interés salvo la hospitalidad, otros sin embargo, buscarán sacarte dinero.


Anterior                        Índice                              

0 comentarios:

Publicar un comentario