miércoles, 31 de julio de 2013

Día 6 – Kajaami a Rovaniemi 438 km – 9 horas




Día 6 – Kajaami a Rovaniemi 438 km – 9 horas


Pues hoy nos han llamado la atención por haber pernoctado en la gasolinera Shell. Ayer intentamos dormir cerca de donde acaba o empieza, según se mire el ferrocarril de carga, cerca de un puente y un río. Nos tuvimos que marchar por el ruido que hacía la fábrica, así que para no dar más vueltas decidimos ir a la Shell.

Esta mañana nada más levantarnos la persona encargada de la gasolinera se nos ha acercado y con cara de pocos amigos nos ha dicho que no podíamos pernoctar ahí, que esas tomas son solo para clientes, si teníamos que dormir, lo tenemos que hacer en campings. Una disculpa educada y nos hemos marchado.

Partimos dirección Muhos por la carretera 5. Una carretera para ambos sentidos que al principio parecía que tendría que haber más coches durante la ruta pero que a los 10’ fue prácticamente nuestra. 

La 5 enlaza con la 28 en Mainua, y a los pocos kilómetros nos desviamos por la 879 que va casi paralela al lago Oulujärvi. También hay una variante hacia el norte, la carretera 22 que bordea el mismo lago hacia el Noroeste.

Durante el camino encontraremos varias gasolineras y supermercados para abastecernos en ruta.

Una vez dejamos el lago tomamos la carretera 800 hacia el norte y enlazamos con la 22.

Conducir por estos parajes es una experiencia. No hay casi tráfico, el paisaje de árboles y el agua de las cunetas, que parecen ríos que van paralelos a la carretera, lo hacen un lugar singular. En esta época sigue habiendo zonas con nieve. Muchas casas tienen en sus jardines camas elásticas donde pudimos ver a los niños jugar pese a los  8ºC.

La mayor parte de este zona son granjas. Pienso en las personas que habitan estos lugares y mi mentalidad ansiosa me hace pensar en aburrimiento. Si eres niño debe ser muy difícil tener amigos con quien jugar, en las mejores zonas hay casas juntas, tal vez media docena, pero en los peores casos, las casas distan kilómetros una de la otra. Si eres adolescente, la cosa no cambia, supongo que la vida para una persona mayor mejora aunque no creo que mucho. Algo que me pareció curioso es no ver a adolescentes, solo niños o personas muy mayores.

Por la 22 llegamos a Muhos, la primera ciudad donde he visto a un montón de niños, creo que por haber un colegio. Algunos jugaban abrigados con un forro polar nada más, otros sin embargo, con un mono de esquí. Según escuché y vi en un documental de televisión, a los niños finlandeses, cuando todavía son bebés, se les saca cada día al porche durante 10’ para que se vayan aclimatando al frío, incluso salían imágenes de las mamás de dichos niños tomando café con alguna amiga mientras el carrito está fuera, con temperaturas bajo cero!!!

En Muhos podemos parar a fotografiar su iglesia color vainilla. Justo en frente de la iglesia, hay un colegio, y en el aparcamiento hay también tomas de corriente. 1km antes del pueblo, hay un mercado y gasolinera.

Iglesia de Muhos.

A 22km de Muhos encontraremos una Shell con wifi y agua, justo en frente un Lidl. Aquí encontramos la gasolina bastante barata, pusimos 40€ a 1,44€/l.

Pasado Muhos, tomamos la carretera 834 hacia el norte y la 833 hacia el oeste para después enlazar con la 848 hasta Haukipudas donde podemos hacer otra parada a ver su preciosa iglesia que da al río Kilminkijoki.

De la gasolinera Shell a Haukipudas hay unos 16km.

La idea era parar en Oulu y tomar un ferry gratuito hasta la isla Hailuoto, en el Golfo de Botnia, pero con el buen tiempo y lo pronto que llegamos a Haukipudas, decidimos ir hasta la casa de Papá Noél, Rovaniemi.

Tomamos pues la carretera 924 primero y luego la 926 a través de las 923. La 926 sube paralela al río Kemijoki donde nos encontraremos durante el camino diferentes camping y lugares para pescar y comerte tus capturas.

Rovaniemi es la capital de Laponia finlandesa, además, tiene un encanto, hay gente en las calles, gente joven, andando o haciendo deporte. Sus puentes nos ayudarán atravesar de un lado al otro del río Kemijoki.

Moderno puente que nos ayuda a atravesar el río Kemijoki.

Este es el puente por donde los vehículos atraviesan bajo esa estructura el mismo río.

En la ciudad también hay una Shell con wifi, tomas de corriente y agua. Está muy cerca de la enorme Rovaniemen Kirkko, una iglesia que sustituyó a la que fue destruida en la II Guerra Mundial.

Se pueden practicar diferentes actividades, como alquilar bicicletas y recorrer la ciudad por las anchas pistas, cruceros fluviales, visitas a granjas de renos o huskies, rafting, piragua, motos de nieve, paseos con raquetas de nieve, trineos de renos o huskies…en resumen, buen lugar de base si se tiene ganas de hacer diferentes actividades y si se tiene la cartera bien llena, porque por poner un ejemplo, visitar una granja de renos cuesta unos 60€, y si os apetece que los huskies os tiren con trineo preparar unos 200€.

Cerca de un centro comercial y lo más parecido a un club náutico es una buena zona para pernoctar, ya que hay tomas de corriente y no es zona transitada. Solo se oye un poco la carretera. Eso si, si es temporada alta, no creo que os dejen estar aquí.

Anterior          Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario