miércoles, 31 de julio de 2013

Día 4 – Ilomäntsi a Lieksa – 220km – 7 horas



Día 4 – Ilomäntsi a Lieksa – 220km – 7 horas

Nos levantamos con el día nublado, una lástima porque el lago Muokonjärvi hubiera estado precioso iluminado por el sol.

Después de desayunar pusimos rumbo al PN Petkeljärven. Tras 21km llegamos a la entrada del parque desde donde hay diferentes caminos de distancias variables, entre 3km de la ruta Harjupolku y 32km como el Taitajan Taival.


Detalle de las rutas en vistosos letreros de madera.

En el PN Petkeljärven se encuentra el Centro de naturaleza de Petkeljärven, hay parcelas para acampar por 12€ más 7€ por persona. Un refugio nos puede costar entre 40€, 50€, 69€ u 84€ para individuales, dobles, triples o cuádruples. Abren de mayo a agosto. Es un lugar excelente para descansar entre naturaleza. Los enormes abedules nos darán sombra, y el musgo nos hará un cómodo caminar.
En el agua de los lagos podremos disfrutar, dependiendo de la época, de un buen chapuzón para refrescarnos.

En el mismo aparcamiento hay tomas de corriente para las autocaravanas.

Nosotros elegimos el sendero Kuikan Kierros, de 6,5km de longitud. Una senda de unos 40-50cm de ancha nos adentró por los fantásticos bosques. Los lagos iban apareciendo a ambos lados del camino, árboles tronchados se sucedían como hojas en otoño que caen y quedan en el olvido, con la diferencia que aquí los castores hacen buen uso de ellos. Aunque yo no vi ningún castor, dicen que hay, y también erizos.

Si se llega en junio se puede aprovechar el paseo o caminata para recoger arándanos que crecen por casi todos los bosques que pude visitar.

Arándanos salvajes.

Se puede alquilar una canoa y recorrer parte del parque por sus fantásticos lagos y ver desde otro punto de vista el magnífico parque.

Después de nuestra caminata, deshicimos parte del camino hasta llegar a Ilomäntsi y continuamos por la 522 disfrutando del paisaje, monótono, pero espectacular. Los grandes abedules están por todas partes, igual que los lagos.

La primera parada fue en Hattuvaara que se encuentra a 14km de Ilomäntsi. Es una población bastante desolada. Los árboles medio caídos y ninguna persona en la calle fue lo que hizo ponerle ese adjetivo. La parada fue motivada por la Tsasouna ortodoxa más antigua de Finlandia. Una capilla de madera pintada color blanco y que está a escasos metros de la calzada construida en 1790. También hay una escultura graciosa de un enorme sombrero. A parte de esto, poco más que ver si no nos interesamos en la población, que en ningún momento pude ver.

Detalle de la Tsasouna ortodoxa.

4 kilómetros más por la misma carretera y enlazamos con una pista de tierra en bastante buen estado, un lugar idílico para perderse. Solo nos cruzamos con otra caravana y una moto en unas 3 horas que estuvimos por la zona.

La carretera es cómoda e invita a disfrutarla conduciendo. A unos 13 km atravesamos un espectacular río, el Haapajoki, donde no pude resistirme a pararme a fotografiarlo. Justo en el lado derecho hay un refugio de pesca donde puedes asarte las capturas cogidas en el río.

Una de las espectaculares vistas con que nuestros ojos podrán deleitarse.

Decidimos comer en esta zona y después me fui a descubrir el lugar por el lado opuesto.

Poder caminar entre los bosques finlandeses es increíble, la cantidad de vegetación hace que pienses que nadie ha pisado la zona, cosa poco probable en esta época que nos ha tocado vivir, donde los gps, los materiales nuevos para caminar y abrigarse hacen que este pensamiento sea un tanto imposible.

En el lado opuesto estaba lleno de nieve. Durante toda la ruta hemos visto clapas de nieve, pero en esta zona, la nieve cubría totalmente el suelo del bosque.

En 7 kilómetros dejamos paso al asfalto, no en buen estado, pero más cómodo que la pista, para llegar después de 10km a la entrada al PN Patvinsuo a través de un camino, al principio de asfalto y después otra vez pista.

Esta carretera es más espectacular, si cabe, también puede ser por la salida de algunos rallos de sol que iluminaban las copas de los árboles, que junto a las nubes creaban una atmósfera peculiar.
Carretera de llegada hacia la entrada del parque.

En el PN Patvinsuo hay actividades que hacer si se va en temporada, de junio a mediados de agosto. Se puede acampar, dar un paseo en canoa o barca a remos, alquilar una cabaña en la orilla del lago Suomunjärvi, disfrutar de la pesca, de la cantidad de senderos para caminar o de una sauna.

El parque se puede recorrer sin problemas gracias a su red de entarimado, que nos hará que evitemos que nuestros zapatos de llenen de barro.

Según el folleto informativo que puedes adquirir, en inglés o suomi, se pueden ver osos, cisnes o castores. Yo no vi ningunos de los tres.

Tras recorrer los últimos 36km del día llegamos a Lieksa.

En Lieksa encontramos unas tomas de corriente para conectar la autocaravana. Por el lugar diría que es un colegio. A unos 3km hay un camping, www.timitra.com, que también estaba cerrado en esta época. Está rodeado por el estupendo lago Pielinen, en temporada se pueden alquilar cabañas, canoas y bicicletas.

En Lieksa se pueden hacer excursiones para avistar osos, aves de presa, glotones e incluso linces. ¿Lo malo? El precio desorbitado, 160€ por persona. Os dejo el enlace por si sois de las pocas personas pudientes que leen el blog, jajaja, www.eraeero.com. De abril a octubre.

Después de poner 50€ de gasolina a 1,529€/l aparcamos nuestra casa en la toma de corriente encontrada.


Reflejos en Lieksa.

Anterior          Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario