sábado, 20 de julio de 2013

Día 3 – Savonlinna a Ilomantsi – 243 km – 5:30 horas.






Día 3 – Savonlinna a Ilomantsi – 243 km – 5:30 horas.

Nos levantamos en "nuestro" camping y nos dirigimos hacia el castillo de Olavinlinna, donde cada año hacen un concierto de ópera.


Castillo de Olavinlinna sobre sus lagos.

Este castillo está a orillas de los lagos Haukivesi y Pihlajavesi. Si se puede, es mejor ir por la tarde porque el sol nos iluminará la construcción.

Después continuamos hacia Enonkoski, que es la entrada al Parque Nacional de Kolovesi, por la carretera 471.

Unos kilómetros antes de llegar al pueblo encontraremos dos carteles indicándonos “información Enonkoski”. Esta información no es más que un poste con un mapa de la ciudad. La información del PN está en el mismo pueblo, pero que en esta época, mayo, estaba cerrada.

Justo detrás de este centro de información hay un riachuelo por donde baja el agua fuertemente proveniente del lago Liisanlahti y va a parar al lago Sahalampi. Hay un camino que va paralelo al riachuelo y a los lagos, vale la pena pasear para estirar las piernas.

La iglesia del pueblo bien merece otra parada. Dista del centro de información unos 500 metros.

A unos 6 kilómetros de Enonkoski tendremos que subir a un ferry gratuito que nos trasportará a la otra orilla. Un recorrido de unos 100 metros cómodo y donde no hará falta ni bajarnos del vehículo.

Nuestra camper en el ferry.

Poco después de salir del ferry tendremos que girar a la izquierda y en 3 km llegaremos al la entrada del PN de Kolovesi por una carretera sin asfaltar con grandes abetos a ambos lados, sendas que se introducen entre el bosque y acaban en preciosas casas de madera, algunas, la mayor parte, con el lago en frente.

Carretera hacia el PN de Kolovesi.

Para variar el PN también estaba cerrado por estas fechas. Cosa no muy importante a mi modo de ver. Al llevar autocaravana no necesitamos ni baño, ni cocina, ni cama, porque lo llevamos todo a cuestas. Si bien es verdad que las baterías se gastan, al igual que el gas y el agua, con encontrar alguna gasolinera con toma de corriente y agua es suficiente.

Lo más impresionante es poder pasear totalmente solo por los inmensos bosques, con los árboles más grandes que he visto en mi vida, calculé a "ojimetro" que rondarían los 50m de alto. Un suelo tapizado de musgo y vegetación frondosa hace que el caminar sea como si anduvieses sobre algodones.

El espectacular lago estaba casi totalmente líquido, exceptuando las orillas que todavía mantenían una buena capa de hielo, hielo suficiente para mantener a una persona. No quise arriesgar y solo entré un par de metros.

Casa en la pequeña isla dentro del enorme lago.

Este lugar nos invitó a comer y hacer una siesta. La invitación casi nos cuesta un disgusto. Por poco no nos quedamos atascados al intentar entrar y salir de un margen de la carretera donde decidimos parar. Conviene prestar mucha atención donde nos metemos. La cantidad de vegetación que hay en los bosques puede hacer difícil volver a la calzada.

Después de descansar partimos por la 471 enlazando con la 23, hasta Joensuu.

Una de las calles de Joenssu.

Joensuu es una ciudad grande, universitaria y la única desde que hemos llegado donde hemos visto vida. No me refiero a gente, si no una ciudad con vida, gente en las calles, jugando en los parques o paseando en grupos y no solos, como la mayor parte de los lugares que hemos visto.


Los campings de esta ciudad también estaban cerrados, excepto uno, pero me pareció una burrada tener que pagar 13€ por la caravana más 5€ por persona. Así que después de toparnos con una gasolinera Shell sin agua para llenar el depósito ni toma de electricidad, estuvimos usando el wifi gratuito, que si tiene, para poner rumbo hacia el PN de Petkeljärven, casi en la frontera con Rusia.

Este parque es uno de los más pequeños de Finlandia 6,3km. Se pueden encontrar restos de fortificaciones de la guerra de la Continuación entre los senderos.

Por la carretera que une Joensuu e Ilomäntsi cruzamos un espectacular puente que atraviesa un lago, no sabría deciros el nombre, une los dos extremos de tierra.
Justo después del puente hay un lugar para detenerse con seguridad, así que no os paréis en medio.

Como se nos hizo tarde paramos entre el PN Petkeljärven e Ilomäntsi, en el camping Ruhkarannan lomakylä, a orillas de un estupendo lago. Como no, estaba cerrado, aún así disfrutamos de las magníficas vistas que nos proporciono del lago Muokonjärvi.


4ºC y a dormir.

Anterior          Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario