jueves, 27 de junio de 2013

¿Que hacer un día en Helsinki?

¿Estás en Finlandia,  vas a ir o haces escala en Helsinki? ¿Quieres saber que hacer unas horas o un día en la capital? Pues te dejo esta entrada de Helsinki, la ciudad más moderna del país de los lagos.



¿QUE HACER UN DÍA EN HELSINKI?

Os diré algo que muchos no saben, Helsinki es la capital de Finlandia. Fuera bromas, Helsinki es una ciudad portuaria unida al mar Báltico y situada en el norte de Europa.

Pasear por sus calles es un gusto, cómodas aceras, poco tráfico rodado, exceptuando los tranvías que surcan por el centro en todo momento, arquitectura muy fotogénica, tiendas donde calentar o sacar humo a nuestras tarjetas y una cantidad de monumentos para visitar que harán de nuestra visita un placer para nuestros sentidos. Si lo que nos gusta son las galerías de arte y los museos, Helsinki no nos defraudará.

En esta entrada os describiré una ruta caminando, sin coger transporte público, ya que a la mayoría de los sitios se puede llegar tras una breve caminata, aún así, la opción de tomar un tranvía o un bus es perfectamente válida.

Estuve en Helsinki durante un viaje en auto caravana que hice en mayo de 2013, así que los detalles de inicio y fin son teniendo en cuenta este medio de transporte.

Pudimos aparcar muy cerca del puerto, más concretamente a 800m de la terminal de ferrys Makasiiniterminali, en un descampado cercano al mar. La calle se llama Hemesaarenranta.

En esta zona hay dos pistas de paddel cerradas que supongo usarán los vecinos de la zona. También una buena caminata a modo de paseo marítimo que va costeando.

En el track del gps podéis ver por las calles que camine además de poder localizar los lugares de interés que vi.

La primera parada fue la Mikael Agricolan Kirko, un edifico de color oscuro con una forma de torre y en lo más alto forma piramidal y de color plateado. Continuando por su calle, la Tehtaankatu has llegar a la Korkeavuorenkatu por dónde giraremos hacia el norte, izquierda. Por esta zona los edificios van cambiando de color a placer, pequeñas tiendas nos obligarán a hacer alguna parada para retratar con nuestra cámara los fantásticos escaparates.

A unos 500m de dónde giramos nos toparemos a mano izquierda con la Johanneksen kirkko o Sant John's church. Enorme iglesia rodeada de un pequeño parque con árboles.

Dirección norte por la calle Hogbergsatan alcanzaremos el bonito paseo con flores de colores Esplanadin Puisto. Puisto es parque en Finlandés. Se puede visitar ahora o casi al final de nuestra ruta.

A nuestra izquierda se encuentra una de las calles más concurridas de la capital, la Mannerheimvägen, repleta de tiendas, transeúntes, tranvías, y donde la firma Stockmann tiene una manzana entera.

La calle Mannerheimvägen, con el tranvía.

Stockmann es lo más parecido al Corte Inglés de España, un ambiente pijo y adinerado recorre el lugar.

Justo enfrente hay un centro comercial, Forum, donde, entre otras, podemos encontrar H&M e Intersport. También hay zapatero en la planta inferior, además al lado hay un baño gratis. Múltiples opciones para tomar un tentempié y probar la repostería finlandesa. Otras tiendas de ropa también tienen su espacio aquí.

Más hacia el norte hay un Mcdonals. Dispone de wifi y va a toda leche, descargue 500mb en unos 20'. Si entráis y no os dan ticket, pedirlo, porque si luego queréis ir al baño lo necesitaréis. En cada recibo viene un número de 4 cifras que has de teclear para abrir la puerta del servicio.

A unos 150 metros más al norte está el café Picnic, con wifi gratuita.

Algo que me sorprendió mucho y gratamente fue que por casi toda la zona que estuve andando encontré redes wifi gratuitas donde conectarme y consultar lo que quisiera.

Volviendo sobre nuestros pasos, a mano izquierda está la calle Alexandersgatan, una especie de 5ª Avenida de Manhattan, o la Gran Vía de Madrid, donde las tiendas de renombre, tienen su espacio, incluso Zara tiene una tienda, luchando por las ventas con H&M que tiene otra tienda en la misma acera.

Calle Alexandersgatan, una de las calles más famosas de la capital.

Al principio de esta calle hay una tienda de deporte orientada a la montaña, queda a mano izquierda. Puede ser buena parada si nos falta ropa de abrigo, en mayo disponían de chaquetas de pluma además de ropa impermeable.

Esta calle es muy fotogénica, hay dos vías de tranvía que la surcan de este a oeste y viceversa. Esta el edificio de color oscuro con unas líneas rectas y unas letras que rezan"World Trade Center".

A 700m de la entrada o de los almacenes Stockmann, encontraremos la impresionante catedral de Helsinki. Situada en un enclave espectacular a lo alto de una especie de colina, domina las vistas sobre la plaza Senaagori, la plaza del Senado, que esta a sus pies. Edificios de color vainilla intentan igualar la en belleza, pero queda en eso, intento.

Detalle de las cúpulas de la preciosa catedral de Helsinki.

Con forma de cruz si la viésemos desde arriba, tiene unas enormes columnas blancas que sí vamos por la tarde y hace sol, nos cegara y hará difícil mirarla. Vale la pena entrar a admirar sus arcos y los bancos de madera gastada donde los feligreses acuden al orar.

Si la miramos desde la plaza, a mano izquierda está la Kansalliskirjasto, la biblioteca nacional de Finlandia, de color beige y mirando a la puerta de entrada de la catedral, como si pudiera algún día entrar por la misma.

La biblioteca nacional desde la puerta de entrada de la catedral.

A mano derecha está el Suomen Pankin rahamuseo, y el Helsingin yliopistomuseo. Pasando la calle un edificio precioso y fotogénico es el Palacio de Gobierno, Valtioneuvoston linna, donde delante del mismo pasa el tranvía Hallistuskatu, como si marcara el final de su protagonismo, dejando vía libre a la catedral y la plaza.

Palacio de gobierno, edificio vainilla. Desde la catedral.

Siguiendo esas mismas vías hacia el norte por la calle Snellmaninkatu y tras caminar 100m a mano derecha está Säätytal, La Casa de los Estados. En frente el Suomen Pankki, el Banco de Finlandia con unas bonitas flores de colores y una rampa que sube hasta la puerta como la de los grandes hoteles.

Nos meteremos por la calle Kyrkogatan para llegar a la iglesia Pyhän kolminaisuuden, también de color amarillo y forma cónica de colores oscuros. Una reja de color negro delimita su espacio.

En este punto podemos subir la rampa que queda detrás de la catedral y cruzar la plaza hasta la calle Snellmansgatan dirección a los muelles de donde zarpan los barcos hasta Suomenlinna, la isla fortaleza que guardaba de invasores Helsinki.

Antes de llegar al mar estaremos en el mercado, el Kauppatori, una sucesión de puestos de souvenirs, con imanes de Finlandia, tallas de madera o bordados a mano, son algunos de los artículos que podremos comprar aquí. Además de todo lo anterior, hay múltiples puestos de comida de diferentes lugares del mundo y como no, comida de Laponia.

Puestos de comida en el mercado de Kauppatori.

Siguiendo dirección este cruzáremos un puente peatonal, giraremos a la izquierda y seguiremos viendo algunos puentes más hasta dar con el último, el puente del amor, Bridge of love, completamente lleno de candados simbolizando el amor de las parejas, igual que se hacen en multitud de puentes en todo el mundo, como el de Florencia, el puente Vecchio, que por cierto hay tal cantidad de candados que la Alcaldía de Florencia tuvo que eliminar gran cantidad de ellos.

Pareja de enamorados justo después de sellar su amor mediante el candado.

Tomamos hacia la derecha la calle que va paralela al már, la Kamaranda, donde si miramos dirección norte encontraremos una sucesión de edificios con posibilidades fotográficas, aunque desde donde vamos a subir tendremos mejor perspectiva.

Edificios de colores desde la Helsingin Ortodoksinen Seurakunta.

Giraremos por la primera calle que irá subiendo por una pendiente suave para llegar en pocos minutos a Helsingin Ortodoksinen Seurakunta, una catedral ortodoxa. Desde aquí hay una buena panorámica de la catedral además del Kauppatori.

La Helsingin Ortodoksinen Seurakunta.

Seguiremos dirección sureste, atravesaremos un parque y donde podemos tomar el tranvía Katajanokan. Aquí también podemos abastecernos en el marketing que hay en frente. En la calle cuando atraviesa la Kanalgatan veremos también la cúpula de la catedral. Ahora volveremos a cruzar el primer puente y atravesando el mercado llegaremos al parque inicial, el Esplanadin Puisto.

El tranvía dirección a la catedral.

En este punto nosotros volvimos a caminar por la calle Mannerheimvägen pero se puede atajar esta parte y bajar hacia el mar hasta la calle Nylandsgatan donde esta el hotel Erottajanpuisto y al final toparemos con el parque Sirebrychoffin Puisto.

Es una ruta de casi 10km viendo muchos de los monumentos de la ciudad, además de incluir algunas tiendas, paradas de tranvía, iglesias, puntos wifi, baño y algunas cosas más. Me hubiera gustado ir a la fortaleza de Suomenlinna pero el tiempo no acompaño y preferimos ver poco y bien, si esto se puede llamar poco, que mucho y mal.

Interior de la catedral.

La temperatura de 9ºC y la ligera brisa gélida nos impidió disfrutar de un sol de mayo en la capital de este increíble país.

¡¡Espero disfrutéis!!

¡Un saludo!



2 comentarios:

  1. Gracias por las fotografias y el blog, este agosto voy a helsinki y soy un amante de la fotografia y buscava algo asi para animarme a hacer una ruta para visitar la ciudad y ver sus preciosos monumentos.

    Seguire muchos de tus pasos, y espero poder incorporar un par de monumentos en la ruta...

    ResponderEliminar
  2. Hola Sergi! Me alegro que te haya servido o mejor dicho, te vaya a servir :D. Helsinki no te defraudará como amante a la fotografía, en breve pondré una crónica del país, en un viaje con autocaravana que hice este año.
    Disfruta de la capital y cuando vuelvas nos comentas que tal te ha ido, seguro que a los lectores les irá bien.
    Un saludo!

    ResponderEliminar