viernes, 3 de mayo de 2013

Salt de Vistamar, Mallorca.


Salt de Vistamar

Aunque se considera barranco o torrente, no es por lo que destaca sobre otro, más bien es por la impresionante pared vertical dividida en 4 reuniones que a más de uno hará que se piense si bajar o darse la vuelta al vehículo.

Una gran vertical de 200 metros es la que se encargará de ponernos en nuestro sitio. Las reuniones, exceptuando la primera, son menos expuestas que las del Salt de Son Nebot, pero igualmente emocionantes.

Un salto espectacular con vistas a Sa Marina de Valldemossa, pequeño puerto pesquero de Tramontana.


COMO LLEGAR

La mejor manera es con dos vehículos, ya que así no tendremos que subir la carretera del puerto de Valldemossa.

Pondremos dirección hacia Valldemossa, pasaremos el pueblo y cuando veamos la señal a nuestra derecha que pone puerto de Valldemossa, giraremos y dejaremos el coche en un único sitio donde si aparcamos bien cabrán 3 coches, y si está lleno, bajaremos hasta la misma Marina, aunque tendremos que caminar unos 10' más a la vuelta del salto.


Ver mapa más grande


Dejando un vehículo aquí volveremos a subir el camino bajado y giraremos hacia la derecha, dirección Esporlas, Banyalbufar, Estellencs.

A unos 100-200 metros encontraremos una estrada al agroturismo-hotel de Vistamar, que ahora está cerrado esperando una época mejor.

RUTA DEL ACCESO

Partiremos desde la finca de Vistamar, una entrada con boca ancha nos permitirá dejar un coche sin que moleste. Caminaremos dirección al mar y en 6' deberíamos ver, cerca del increíble agroturismo, un montículo con piedras enormes, pasaremos por su izquierda y entraremos de lleno en el torrente.

RUTA DE LA ACTIVIDAD

Unos pequeños saltos destrepables nos irán conduciendo hacia la gran pared. Hay que tener mucho cuidado en no resbalar, es na zona sombría y después o durante lluvias puede estar la roca muuuuuy deslizante.

Inicio del torrente.

En unos 5' y unos 6 destrepes llegaremos a uno de unos 5 metros que gira hacia la derecha, se puede bajar por la derecha con cuidado de no resbalar, si no lo vemos, es mejor poner cuerda.
Este tramo de destrepes no tardaremos más que unos 15' como mucho.

Ahora es cuando vemos el abismo, dos cables de acero nos ayudarán a modo de pasamanos para llegar a las chapas.

El primero ha de sacar parte del cuerpo para llegar a pasar la cuerda por las anillas, es conveniente que si se han de unir cuerdas se haga en un espacio anterior y más tranquilamente.

Antonio preparándose para bajar del primer rapel.

El patio es impresionante, una salto de 80 metros nos separa de una gran repisa. Nosotros los fraccionamos en dos saltos, unos de 47 y otro de 33.

Para los que tenemos vértigo, la salida del primer rapel es jodida, bastante jodida, si, lo sé, es psicológico, pero el miedo a las alturas supera a veces mi poder mental, jajaja. Como os decía, desde donde acaba el cable de acero hasta las anillas hay unos 60 cm, contando desde el extremo máximo de tu brazo, no del cuerpo, del cuerpo serían unos 130 cm, has de sacar medio cuerpo y estirar los dedos como si pudieras alargarlos como el inspector Gadget.

La pared llena de musgo, con su color verde característico, bueno, mi verde, soy daltónico y los verdes del musgo para mí son diferentes a otros. Disfrutar de la vista de esa pared y de Sa Marina, que queda en la costa.

Una vez abajo, en una repisa grande,  nos espera otra chapa en una gran roca la cual podremos equipar sin usar el pasamanos que han habilitado con una cuerda, desde arriba de las anillas. Este salto de 47 metros es cómodo, la salida bastante más cómoda que la anterior.

Después de este, caminaremos 1', no importa recoger cuerda, basta llevar un cabo y después de rodear una piedra, que en la parte más cercana al salto que acabamos de bajar hay menta!!!! sí, hay plantas de menta por todo.

Segundo rapel con la característica pared tapizada de musgo.

Equipamos y seguimos bajando uno de 63 metros que nosotros dividimos en 53m y 10m. Si se llevan cuerdas suficientes es mejor hacerlo del tirón hasta abajo porque la reunión para el de 10 metros se hace en un cordino de 6 mm o mediante una raíz metida en la tierra, cosa que no me da mucha seguridad.

También hay gente que lo esquiva por la derecha según bajamos, pero esto hay que tenerlo en cuenta para ir ganando pared hacia la derecha y esquivar unas zarzas que de otro modo nos impedirían el paso.

Una vez abajo ya podemos decir que hemos hecho el Salt de Vistamar!!!! Solo nos quedará o salir por la derecha por un camino que nosotros encontramos totalmente cubierto de vegetación, o seguir el cauce del torrente hasta que se una con el del Lli para después continuar hacia la carretera. Es la misma salida que para el barranco del Lli.

DURACIÓN ACTIVIDAD

El acceso hasta el inicio de la pared nos llevará unos 15' aproximadamente. Bajar los 4 rapeles nos puede llevar entre hora y dos horas, dependiendo de los que seamos y lo diestros que estemos.
La vuelta en 30' deberíamos llegar a nuestro vehículo.

EQUIPO NECESARIO ACTIVIDAD

Si no se hace después de unas fuertes lluvias no es necesario el neopreno. Las pozas antes de llegar a la gran pared pueden estar llenas, pero se puede evitar fácilmente por los laterales.

Arnés, ocho y mosquetón. Vaga de seguridad con sus respectivos mosquetones. Dos cuerdas de 60 metros, casco y ropa cómoda para caminar. Unos guantes para impedir que nos quememos las manos con la cuerda.

ESCAPATORIA

Una vez en la enorme pared, solo nos queda la opción de bajar. Cuando lleguemos abajo podemos salir por el lateral derecho hacia la carretera, caminando unos 20'-30' si la vegetación no ha tapado o impedido el paso.

EQUIPO UTILIZADO FOTOGRAFÍA

Canon 5d mkII, Canon 14mm f2.8 mkII.

CONSEJOS

Es una vertical de 200m, si no estamos seguros de lo que hacemos, es mejor quedarse viendo como bajan nuestros compañeros desde el mirador que bajar hacia el puerto de Valldemossa.

Es conveniente asegurar al que baja.

Recordar que pasamos por una finca privada, hay que pedir permiso al dueño y si no está, dejar el menor rastro de nuestro paso.

LUGARES DE INTERÉS

Si queréis más barrancos, en la zona están:
El salto de Deià.
El torrent de Ses Òlibes.
El torrent de Son Gallard.
El torrent del Lli.
Entre otros.

El puig des Teix es una buena montaña que está cerca, la ruta de los miradores está bajando al puerto de Valldemossa.

Si preferís algo más fácil, la excursión a Sa Foradada, una tranquila excursión que acaba en el mar.

En la misma carretera hay varias vías de escalada de diferente niveles.

Visitar Sa Marina, que es el puerto de Valldemossa, merece unos minutos, tanto para fotografiar como para descansar y recibir el sol.

Bajar al mirador de Sa Foradada y tomarse un mojito viendo la puesta de sol.

Antes, hace muchos años hubiera aconsejado ir a Valldemossa o bañarse en cala Deiá, pero desde que Valldemossa se ha vuelto para ricos, es imposible tomarse algo sin que el bolsillo sufra, y que han puesto zona hora en cala Deiá, lo desaconsejo totalmente, hay decenas de pueblos mejores que Valldemossa y mucho más baratos, y decenas de calas mejores y sin zona hora, así que lo desaconsejo, a no ser que queráis dañar vuestra economía y llenar los bolsillos de....me paro aquí mejor.

IMÁGENES

Tercer rapel.

Mismo rapel con plantas de menta en la sombra que les proporciona la enorme roca.

Bajo la atenta mirada de la GoPro.

Recuperando cuerda en la base del segundo rapel.

A disfrutarlo!!


ACTUALIZACIÓN:

Fotos I

0 comentarios:

Publicar un comentario