domingo, 19 de diciembre de 2010

17 de diciembre

Después de dejar el router como lo encontré (estuve pinchando Internet) en una red abierta que había mucha gente, así que los saqué a todos menos a mi y navegue rápido, todo lo rápido que se puede con 11mb, decidí cambiar de planes.

Desde Invercargill hasta Christchurch hay 580km aprox. Bien, en 2 días los puedo hacer bien, así que pensé, por que no irme a recorrer lo último que me queda de la isla sur? Y así lo hice, Milfdford Sound y Te Anau, en Fiordland.

Pongo camino hacia allí, poniendo 80$ de gasolina, pasando por el puente colgante más largo de Nueva Zelanda, que está totalmente cerrado al público, se ve que se está cayendo.
Es un puente de madera que lo sujetan por los extremos unos cables de acero de 5cm de grosor!!! Aun así me parece poco para el enorme puente. Pero bueno, ahí está sin caerse, jejeje.

Después de 200km llego a Te Anau, un pueblo que está pegado al lago del mismo nombre, rodeado por el extremo más oeste por montañas, algunas con restos de nieve.
El día está nublado, y a lo lejos se vislumbra algunos claros con cielo azul, incluso sale el sol y llueve.

Paro para comer algo en frente del lago y algo de compra para comer. He gastado poco más de ¼ de depósito, y como Mildford Sound está a 110km, 220 los puedo hacer bien con lo que me queda.

A medida que voy haciendo camino quedo impresionado del desfiladero, con campos por encima de la morrena lateral del glacial que antaño modeló el lago. Atrás quedan bosques de hayas, rojas, plateadas y negras, sorprende ver el color plateado en la flora, aunque no se si es más sorprendente el azul, amarillo o cualquiera de los otros, será por la costumbre de verlos.

Se pone a llover insistentemente, y la carretera baja y sube, es un camino no fácil, ya te avisan al principio, 110km - 2 horas. Los primeros 40 o 50 km puedes ir a 100 o a 90, pero con la lluvia esa velocidad la reduzco. Una vez dejas atrás las zonas de acampada y los bosques, llegas a unas paredes brutalmente escarpadas, que chorrean agua por todos lados, es como si la montaña estuviese llorando continuamente, todavía hay placas de nieve en las paredes negras. Se me ocurre bajar a fotografiarlo ante una pausa de la lluvia, la madre que parió!!! Está lleno de mosquitos, pero lleno, lleno, a miles, a millones….bueno, no los he contado, pero mi objetivo tendrá 20, mis manos, mi ropa, y alrededor los tengo como si fuera un apestado con moscas.

Me meto dentro junto con unos cuantos de ellos, que consigo librarme de algunos por el típico tortazo contra el cristal.

Mi depósito ha bajado considerablemente, no estoy seguro de poder volver si llego al final, porque la carretera ahora se ha vuelto digamos como la Calobra, pero sin tantas curvas cerradas, pero de unos 25km (la Calobra tiene 9km) con lluvia, nublado…

Decido seguir, tiene que haber una gasolinera… Y sí, veo una señal que dice que en 10km hay una.
Paro en lo que denominan el Chasm Walk, 20’. No es más que un estruendo provocado por el agua del rio Cleddau al caer y chocarse con las curiosas formas, provocadas por la erosión, de las rocas.
A la vuelta continúo luchando con la mierda de mosquitos insistentes, hasta que llego al parking y huelo a repelente de insectos, me fijo y a unos 20m hay 2 “guiris” rociándose con este precioso y sobre todo necesitado material.

Recuerdo que yo tengo Autan, así que llego luchando hasta la van y me meto dentro, junto con los malditos mosquitos, me embadurno, salgo y me veo a unos graciosos loros llamados Kea, encima de mi caravana!!!

Saco el tele y me pongo a fotografiarlos, estoy tranquilo con el Autan, los coso a fotos, son graciosos, uno intenta morder la pegatina de los coches que llevan en el parabrisas, otro intenta arrancar el limpia parabrisas, les tiro piedrecillas y palos al suelo y los tontucos creen que es comida, así que bajan.

Estoy sudando como un pollo, el Autan se lo pasan por los…estos mosquitos son fuertes de cojones, me meto en la van y me pica todo el cuerpo, me han comido, cabrones!!!

Llego hasta un tunel, el tunel de Homer, ufff, espero que no sea el de los Simpsom.
Es un tunel de un solo carril, así que una señal avisa que cada 15 minutos da paso de un extremo al otro.
Espero admirando dentro de la van el magnifico paisaje que se muestra ante mi, me da paso, y entro…es como meterse en la guarida del lobo, los primeros 5 segundos no veo un carajo, así que le dejo margen al de delante, está únicamente iluminado por unas bombillas cada 6m, y mis faros parece que están apagados, es un tunel negro, que en sus primeros 50m asciende sin poder ver el final del tunel, hasta que empieza a bajar, estando la carretera con gravilla, mojada y la pendiente es considerable, así que freno poco a poco y muy seguido, hasta que veo el final del tunel, la luz!!!

Al salid, tardo otro poco en acostumbrarme y veo, la Calobra, joder, curvas y más curvas, serpenteantes, bajando hasta lo que supongo que estará el fiordo.

La gasolinera no aparece….pero ya estoy casi al lado, continuo.

Al llegar al fiordo se abre un hueco en el cielo, me meto en el primer parking que encuentro y salgo a la carrera con la cámara para poder plasmar la belleza de este lugar, disparo, vuelvo a disparar, mierda!!! Me he quedado sin tarjeta, vuelvo a la van, el cielo se está cerrando y con él, el sol despareciendo.
Cambio la tarjeta, vuelvo al mismo sitio, lucho con los putos mosquitos, que a estas alturas me tienen frito, resbalón, no caigo, continuo, y clic! Foto! Foto! Foto! Y se cierra el hueco.

Me vuelvo contento y esperando poder llegar con la gasolina que tengo, giro la cabeza y veo una gasolinera!!!! Escondida, joder, ya podrían avisar que está ahí.
Solo se puede pagar con tarjeta. 30$ y de vuelta a Te Anau, donde pienso dormir.

Te Anau Holiday Park, 22$, tiene spa, pero son 15$ así que paso. Doy una vuelta para estirar las piernas, hoy han sido 450km, compró algunos souvenirs y a la van, los putos mosquitos no te dejan estar fuera!!! CABRONES!!!

Estoy a 650km de mi destino, entre hoy y mañana pienso llegar.

0 comentarios:

Publicar un comentario