jueves, 16 de diciembre de 2010

14 de diciembre

EL SOL EXISTE!!!!!!! El día está totalmente soleado, algunos cúmulos pero inapreciables. Directo al lago Pukaki a ver ese azul tan intenso que dice la guía.

No tardo en llegar al lago, que está en la misma ruta que el Monte Cook. Azul, un azul increíble. Tiene un aspecto lechoso, da la sensación de ser más densa el agua de lo normal, pero supongo que es una sensación.

La carretera hacia el Monte Cook para paralela al algo, dejandlo a la derecha. El monte lo veo constantemente, tiene alguna nube en la cima, pero está prácticamente visible entero. Paro en el mirador de Peters desde donde hay una panorámica del monte, con el lago, además de las otras montañas.

El algo es enorme, durante los 50 km que hay desde el desvío hasta donde termina la pista que te lleva lo más cerca del monte, solo se interrumpe cuando faltan unos 6 km.
Cuando llego a la base donde está el parking, me doy cuenta de que la carretera discurre por lo que en su día hubo un enorme glacial, tanto que nunca he visto ninguna morrena igual.
De largo 50km y de ancho yo diría que varios kilómetros. En todo momento ves los restos de piedras que en su día el glacial destruyó y arrastró montaña abajo.

El Pukaki da en su extremo este con la carretera y en el extremo oeste con el final de la morrena del extinto glacial.

El día sigue despejado, no así la cima del Cook, que está totalmente cubierta, menos mal que llegué antes de que sucediera.

Me impresiona lo grande que es este valle, no he visto nada igual, dejando volar la imaginación, el glacial que hubo en su día sería como un poco más que de Palma a Alcudia.

Cerca del Monte Cook hay otro espectáculo visual, el joven lago de Tasmania, que hace tan solo 30 años que se ha formado.
Con un aspecto lechoso, pero más tirando a verde, se formó hace 30 años debido a que el glacial del mismo nombre se resquebrajó, cayendo y derritiéndose con el tiempo, creando lo que hoy es el lago.

Impresiona ver como dentro de tierra firme, en las montañas se ven icebergs de un tamaño más grande que una casa.

Estos icebergs no son más que trozos de glacial rotos y que están a la deriva en el mismo lago.

Otro dato curioso es que es el único glacial que he visto que está como invertido, me explico, en su parte alta tiene lo que debería estar debajo, es decir la morrena, los restos de piedras, tierra que va arrastrando el glacial.

En general, cuando un glacial se derrite lo hace en vertical, de abajo arriba, pero este, al tener esa morrena encima lo que hace es que se derrita horizontalmente y a un ritmo menor.

Se acabó la clase de glaciares, jajaja.

Las mejores vistas del lago Pukaki y del Monte Cook son sin duda desde el centro de información de visitantes del lago Pukaki.

El lago Tekapo tiene un color azul más oscuro pero igual de lechoso. Justo al lado hay un pueblo con el mismo nombre. Aprovecho para llenar el depósito, 82$ a 2$ el litro.

Atrás dejo Fairlie y Timaru, y después de 85km desde Timaru, llego a Oamaru, donde he visto en la muy lejanía, pingüinos azules en la bahía, donde te hacen pagar 20$, y como los vi en Georgia del Sur, como que paso de pagar. También en la Bushy Beach, puedes ver a última hora de la noche los pingüinos de ojo amarillo. Yo he pasado y los he visto como a 150m, no te permiten acercarte más, hay unos miradores ya que estos animalillos son muy asustadizos y como vean movimiento en la playa son capaces de quedarse en el agua toda la noche, no lo digo yo, es que lo leo, jajaja.

Hoy dormiré en otro Top 10 Holiday Park, (www.oamarutop10.co.nz) 20$.

0 comentarios:

Publicar un comentario