jueves, 16 de diciembre de 2010

13 de noviembre

Me quedé dormido y no había parado de llover, al despertar estaba nublado pero no llovía.
Al empezar a desayunar también empieza a llover, creo que el día será húmedo.

Pongo 40$ de gasolina, a 2.10$ el litro y pongo rumbo a Wanaka que está a unos 250km aproximadamente, pero antes tengo que pasar por el glacial Fox y por Hasst.

En un pueblo anterior a Haast, vuelvo a meter 50$ porque tengo que pasar el desfiladero y no quiero quedarme tirao con lo que cae.

En el glacial ni me paro, no se ve un carajo y la lluvia continua insistente.
Hay un mirador que se llama Knights point que sin lluvia y niebla se ve la costa y unas formaciones de roca.

El agua sigue cayendo con mucha fuerza y ahora se le suma el viento. Paro en el parking (por fin lo escribo bien, jajaja) y veo como los paragüas de mis colegas “guiris” se dan la vuelta mientras yo me tumbo un rato.

En Haast, con tan solo 300 habitantes y según la guía, es una región con muchos humedales, pantanos y zona bosque pluvial. No me extraña con todo lo que está cayendo hoy le bastaría para todo el año ser así.
También tiene focas y pingüinos, pero no los veo, no es posible salir de la van, cae un aguacero que no ves más de 1km.

Una vez dejo Haast atrás pongo camino al desfiladero de Haast. Este paisaje es de lo más salvaje que he visto en Nueva Zelanda, la carretera zigzaguea entre el desfiladero, es verdaderamente brutal!

La niebla no me deja ver mucho pero de vez en cuando salen saltos de agua de las montañas de alrededor, en uno de los puentes me fijo y veo que el río lleva una cantidad de agua bestial, eso si que son rápidos y no los del Pacuare.

En el camino hay varias cascadas cerca de la carretera a menos de 10 minutos o algunas como la de Thunder Creek o Fantail, a menos.

Los saltos son grandes, pero la verdad que se hace muy incómodo caminar bajo la lluvia y no digamos intentar sacar la cámara para plasmarlo, así que después de la segunda catarata, desisto y al ver que esto no va a parar pienso en poner la directa hasta pasar el collado, a ver si en el otro lado sale el sol. Son las 15:00 y desde que me levante no se si el cielo sigue azul o es blanco.

Al pasar el collado la lluvia empieza a relajarse y cuando llego al lago Wanaka, a lo lejos, muy lejos veo el cielo…AZUL!!!!!! Un pequeño agujero entre el mar de nubes grises da esperanza que en Wainaka haga sol.

Mi camino me lleva hasta el otro lago, el Hawea, dejando al primero a mi derecha, detrás de una cordillera. Creo que por fín he dejado la lluvia en los Alpes del sur, solo está el día nublado.
Hasta la temperatura ha cambiado, tengo que quitarme el forro polar, hace calor, me pongo las chanclas, el zapato no se puede aguantar.

Wanaka, muy cerca del monte Aspirín, es una de las ciudades más grandes del sur (grande para Nueva Zelanda, para España sería un pueblo) junto con Queenstown e Invercargill lo más al sur, cerca de la Isla Steward, en esta última donde se pueden ver con más facilidad al famoso kivi.

Tiene el lago Wanaka justo delante donde la gente se baña, pesca o pasea con su barquita.
Me recuerda mucho a las típicas ciudades norteamericanas donde los chavales van en bmx, skate y llevan gorras planas, jajaja. Además, parece ser que la cerveza está muy extendida en este país, los chavales de no más de 16 años, salen con sus cervezas y su balón, de rugby o de básquet, su bici o su skate, pero la birra siempre con ellos. Pienso yo, que o te das a la bebida o te amargas, si te toca vivir en un pueblo apartado de una “grande” ciudad, que haces? No hay oferta de entretenimiento, y si tienes la mala suerte de que no haya más jóvenes de tu edad….la bebida es tu amiga, jajaja.

Meto otros 60$ de gasolina y me voy a buscar algún sitio para comer, paso de cocinar, llevo 300km y son las 16:30.
Hace mucho calor, y yo en manga larga, ufff!!! Cualquiera se cambia de ropa con lo variable que es el tiempo aquí.

Son las 18:00 y pienso en seguir hasta Omarama, pero no se, no me apetece conducir de noche, además de que está a 100km y estoy cansado, pero me digo, la previsión para mañana es sol, tal vez llegue pronto y pueda fotografiar con buena luz los lagos color turquesa, además de poder ver el monte Cook.

La cantidad de animales muertos que se ven en la carretera es bestial, me pongo a contarlos (que macabro) y en 10km salieron 20. Yo, muy a pesar mío, he contribuido a esta suma, un pájaro ha chocado con la van. Estos pájaros son como los aviadores japoneses, se lanzan contra uno o te cruzan la carretera justo cuando estás encima, yo creo que como no hay nada que hacer, ellos también se entretienen a ver quien está más “japo” jajaja.

Continuo… el camino es muy guapo, la carretera discurre por un valle y las colinas (gigantes) parecen perfiladas con un lápiz de lo perfectas que son.

Dejo atrás los Acantilados Clay, que parecen que los han colocado ahí, porque no tienen nada que ver con el resto del paisaje y justo ahí, iluminados por los rayos de sol que se filtran a través de las nubes (que por cierto chispea, esto es un cachondeo) aparece delante mía un pedazo arco iris (pensaba que iba junto pero el Word lo separa, jajaja) COMPLETO!!!!!!!!!!!
Me detengo y lo fotografío, yo solo veo el amarillo y el azul, pero seguro que alguien los ve todos, ya colgaré la foto. Vuelvo a subir a la van y me fijo, y son 2!!!! Aunque este último no completo.

Estoy en Omarama, en el Omarama top 10 holiday park, (www.omaramatop10.co.nz ) 20$, ducha y a descansar. La previsión para mañana es nublado, el miércoles y el jueves sol…400km y prácticamente todo el día conduciendo, pero al menos creo que he dejado la lluvia detrás de los Alpes, por eso dicen que la costa Oeste es muy lluviosa, joder si lo es!!! Hasta la vegetación ha cambiado, ya no se ven palmeras, helechos ni musgo, ahora lo que parece césped, heno y pino.

0 comentarios:

Publicar un comentario