domingo, 12 de diciembre de 2010

11 de diciembre

Hoy he podido contactar con Anto…por cierto Elena, ese es mi sitio, jejeje.

Después de llenar el depósito de agua pongo rumbo a buscar un super, que encuentro inmediatamente, 40$, 2 l de leche, 200gr de parmesano, cereales, algo parecido a jamón Cork, prosciuto, 6l de agua y una bandeja de trozos de carne como para estofado.

De nuevo en ruta hacia Karamea, a menos de 100km de Westport.

La carretera al principio va paralela a la costa, en el otro lado, selva. Está lloviendo y hay mucha niebla, le da un encanto ver niebla cerca del mar y al otro selva.

A medida que avanzo la carretera se va metiendo hacia el interior de la isla y sube/baja la ladera de las montañas, atrás quedan pueblos como Nikau, Miko o Mokihinui, para dar paso después de la montaña a Te Namu y Litle Wanganui.
Cuando llego a Karamea me quedan unos 25km hasta Oparara arch, que es un arco natural en piedra de 200 m de longitud y 37m de altura sobre el río.

Una vez pasado Karamea llego al desvío de la Heaphy track y el Oparara arch, en este punto me quedan 14km de pista de gravilla, con una señal que indica que no caravanas, ya he aprendido a pasar de estas señales.

Cuando llego 4km no se que narices hace la van que empiezo a notar que me voy a la izquierda derrapando sin poder corregir rumbo, poco a poco giro el volante al contrario, pero ni caso, la van sigue a la izquierda, joder que cerca están las plantas, coño que se acercan un huevo, corrijo un poco más y por suerte salgo a la pista.

No se como me había metido en el lateral que llevaba agua y con la tierra era barro, menos mal que no me di cuenta porque a la vuelta me fijo y si hubiera parado no salgo de ahí, las marcas del barro están a un tercio de la rueda.

Continuo mi camino pensando en que las señales están para algo, coño! Que esto no es España, aquí las señales tienen sentido.

Recorro los 14km y en el parquing solo hay un coche, aparco y me dispongo a ver si mi espalda se porta bien y me deja hacer.
En teoría son 45’ ida y vuelta.
Cojo un cuerpo de cámara, el 11-16 y el 50, paso del trípode, es peso, pasaporte y ale a andar como un anciano.

El camino hasta el arco es increíblemente guapo, tal vez es porque me cuesta más hacerlo que los otros o porque lo es, la cuestión es que va paralelo a….si!!! otro río. El agua de este río es como marrón, lleva caudal y baja con fuerza. Mi espalda me va dando pinchazos pero ya que estoy tiro.
Tras salvar varios escalones, riachuelos que se unen con el río principal llego al pedazo de arco.
Es enorme, como indicaba la guía y el río pasa justo debajo de él. Cuando veo estas cosas, me gustaría ser geólogo para poder entenderlas mejor.

La vuelta se hace pesada, la espalda pincha. Al llegar a la van veo que hay un cartel que indica que hay otra ruta corta, la Mirror Tarn, de 20’ ida y vuelta, pero no puedo ni hacerlo, la espalda me está jodiendo, que rabia!!! Incluso a 15’ del parquing hay otro arco, el Moria Gate Arch, con 43m de lontitud y 19 de altura, pero tampoco puedo.
Vuelvo a hacer la pista de tierra, esta vez deseando no encontrarme con nadie. Es curioso, a la ida no pienso en eso y no me encuentro a nadie, pero a la vuelta lo pienso y me cruzo con 3.

A 40km de Westport paro para hacerme la carne delante de la costa, no tiene precio.

Una vez en Westport continuo 16km más que hay una colonia de focas, a las que no puedo ni ver porque hay que andar 8’. Mierda.

250km y 60$ de gasolina me cuestan las fotos del arco, espero que al menos hayan quedado bien, jajaja.

Dirección Greymouth.

Esta carretera va costeando, el mar está bastante enfurecido y el sol a medio salido, dejando una neblina de gotas de agua muy fotogénica. Atrás dejo las Pancake rocks que no son más que unas losas de piedra enormes en la costa, sin interés para mi.

Son las 19:30 y en el primer camping que me cruce, me quedo.

Rapahoe es el pueblo y el camping Rapahoe beach motor camp (www.rapahoebeach.co.nz) viejo, pero bien situado, en la misma playa, con una piscina de 8m mínimo, y como se ha medio despejado veo el atardecer, el primero que consigo medio ver, porque una nube me chafa la instantánea.
La playa está llena de piedras de cantos rodados, y la orilla arena negra.

0 comentarios:

Publicar un comentario