sábado, 2 de enero de 2010

Primera etapa


Después del día visitando las pagodas cercanas a Hue, y alguna que otra tumba, bajo la cala bobos como la llama David, (a la lluvia que no moja pero que al cabo del rato te empapa y jode) llevamos las bolsas de las bicis a enviar. No era enviarlas por correo, si no por una agencia de autobuses que se ve que también hace transportes de cosas, 140000 dong y llegaron sin problemas.

Después de ducharnos decidimos ir a cenar a un restaurante donde te ponen 7 platos de menú!!!
No recuerdo el nombre y la guía volverá dentro de unos 2 o 3 meses, ya que la envié con parte del equipaje.

Para los que se estén imaginando unos platazos tamaño España, que se olviden, son raciones vietnamitas, es decir, poca cantidad, pero se agradece, jajaja.

Casi al llegar al restaurante nos encontramos con un tipo y su bicitaxi, lo de siempre, que si como estamos, que donde vamos, que que hacemos...y un largo etc, hasta que le dijimos, después de cenar nos subimos. El precio eran 50000 dong

Pues después de cenar, salimos del restaurante y se nos acerca un tipo con su bicitaxi, y nos empieza a taladrar, ya casi por inercia ni los escuchamos, el tío dice 40000 dong, y yo que no es caro, insistiendo hasta que nos dice me dijisteis después de comer, o algo muy parecido, me giré a David y le digo, "coño, este tío es el de antes?" y David asiente no muy decidido.

La verdad es que nos apetecía caminar para bajar la comida, y le digo al tío, 25000 dong, al final acepta.

Nos sorprendió que estuviera esperándonos fuera del restaurante, al terminar la carrera nos enseño una libreta con texto de pasajeros que había llevado y que le habían escrito. Resultó haber algunos españoles que hablaban muy bien de el.

Nos compramos un poncho previniendo que la cala bobos nos acompañaría parte del viaje en bici, y para evitar problemas de impermeabilidad. 1$.

A la mañana siguiente desayunamos en la misma calle donde nos alojamos, un sitio donde encontré CHOCOLATE CALIENTE!!!!!!

Para algunos no será muy importante, pero para el que está acostumbrado a beberlo cada mañana y que le pongan de sustituto café o té...pues que queréis que os diga...

Nos esperaban 66km llanos, por la carretera general HW1, la única hight way que hay, jajaja.






Los primeros kilómetros, 10, fueron entretenidos, íbamos muy pendientes de los claxon ajustándonos a las bicis, pero al llegar al 15, un pinchazo.

David pinchó, o mejor dicho, cuando sacó la recámara vimos que no había sido un pinchazo, si no que se había rajado por arte de magia. La marca? Decathlon.






Los kilómetros fueron duros, pedalear bajo un sol abrasador, con una temperatura de más de 35º C, tragando humo de los camiones, sufriendo por lo cerca que pasaban y por lo descerebrados que son al volante, ver adelantamientos sin visibilidad está en la orden del día.

A los 30 km primeros la espalda se hizo notar, unas rampas desde los riñones hasta detrás de la rodilla hacía pensar en que iba a sufrir, pero que mucho.

Tras muchas paradas para fotografiar, y descansar, conseguimos llegar a Lang Co, un publecillo cullo encanto es la playa o el lago. Una carretera atraviesa el pueblo dejando a cada lado casas, algún que otro hotel y lugares para comer, detrás de todos estos, a la izquierda playa y a la derecha el lago.

La oferta de alojamiento no es muy amplia, así que nos alojamos en el Thanh tam resort

Un resort que para lo que pagamos, menos de 10€ estaba genial, con desayuno incluido, vistas a la playa y vacío.

Fue curioso que después de que el tipo nos dijera el precio, pudieramos regatearle.

Para cenar nos fuimos a un garito local, no hablaban ni papa de inglés pero nos hicimos entender mirando la guía y la carta para saber que pedíamos, jejeje.

No se si fue el hambre que paseábamos, porque no paramos para comer, pero fue la mejor cena de practicamente todo el viaje. Arroz con pollo y una salsa...ummm, que rico!!

A la vuelta vi un sitio de masajes a 100000 dong, pero solo 30 minutos así que fui a probar suerte en el resort. Al preguntar me dijeron que 250000 dong, con sauna incluida y una hora.

Puse cara de loco y le dije muy caro, que lo había visto por 100000 fuera del resort. De nuevo me rebajó el precio hasta 140000 dong.

Como todos sabéis y el que no lo sepa lo sabrá ahora, en Vietnam hay turismo sexual, ya había leído acerca de garitos de masajes donde ofertan sexo, pero pensé que en un resort no se atreverían.

Pues que equivocado estaba. Sauna, me ducho, me tumbo y aparece una chica con ropas muy ajustadas, yo pienso, bueno, que venga como quiera, mientras me masajee bien.

Empieza al lío, ella hablaba vietnamita y al principio intenté hablarle en inglés, pero como ni pillaba me hice el loco y cada vez que hablaba ni puto caso.

Hasta que continuamente decía "moni, moni" me gire y le dije que es "moni"? pensando que estaba hablando en vietnamita, y me saca un billete de 500000 y acto seguido dice boom boom.

Toma!!!! ni en el resort se cortan, joder!!!

Le contesté que no gracias, y me giré, ella siguió diciendo money, money y como yo pasaba de su culo, bajo hasta 100000 dong. No se si hubiera seguido bajando, pero me arte y me piré a mi habitación.


Vista desde la habitación por la mañana.

Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario