jueves, 30 de junio de 2016

Puig Roig por Mossa

Hacía mucho tiempo que no me acercaba a este macizo, tal vez 15 años. Recuerdo cuando una vez incluso pasé con mi perro sin tener problema alguno, lástima de cómo cambian las cosas.
Esta excursión me ha sorprendido por lo virgen del lugar, gracias a la prohibición que hay de que solo se puede pasar los domingos, tal vez por eso, el lugar esté poco frecuentado, o tal vez fue el día elegido, que amaneció con nubes bajas que nos impidieron disfrutar más de las vistas y del lugar.
Excursión no muy difícil y relativamente corta, menos de 10km. Las vistas del Puig Major, Tomir o Massanella no dejarán indiferente a nadie.
COMO LLEGAR
Debemos ir hacia Pollensa para luego tomar dirección Lluc o a Inca y luego Lluc. Buscaremos los escasos lugares para aparcar lo más cerca de la MA-10 o la antigua C-710, km. 15.3.
Por Inca.

Por Lluc.


INFORMACIÓN DEL RECORRIDO

Entraremos a la finca de Mossa usando una puerta para ello. El camino baja suavemente por hormigón y serpentea durante 1km que encontraremos un cartel indicativo hacia el Puig Roig.
Este tramo de camino es muy fotogénico, al principio pasaremos entre olivos que luego darán paso a extensiones de tierra de labranza donde seguramente veremos ovejas sueltas.
A los 175 metros veremos otro desvío a la derecha y en subida, pasaremos una barrera, continuaremos recto y a los 40 metros después de superar otra barrera, giraremos a la izquierda y seguiremos el camino entre el bosque. La casa de Mossa quedará más abajo.
A los 390 metros veremos el antiguo camino que los contrabandistas utilizaban. El camino va paralelo al a montaña en ligero ascenso. A nuestra izquierda podemos disfrutar de unas vistas preciosas de la finca de Mossa.
500 metros más y divisaremos el único pino en un collado, llegados a él, veremos una de las zonas más vírgenes de la isla, la parte Oeste del Puig Roig. Nosotros tuvimos la suerte o mala suerte, de realizar la subida entre nubes, así que no pudimos ver por donde andábamos hasta que bajamos.
Una vez en el collado, seguiremos el camino hasta los 300 metros que giraremos hacia la izquierda y lo dejaremos para empezar la subida hasta la cima.
A los 430 metros llegaremos a un llano de carrizo. Nos quedará aproximadamente 45-60 minutos.
660 metros y otro llano de carrizo. En este punto veremos que el camino sube por la parte derecha de la ladera, un camino lleno de piedra suelta que nos hará sudar. En la bajada iremos con mucho cuidado en no resbalar.
Superados 260 metros ya solo nos queda superar la última pendiente hasta la cima. Pasaremos de los 890 hasta los 1003 metros después de andar 380 metros por roca.
Desde la cima podemos divisar perfectamente el Puig Major, Massanella, ses Vinyes, Tomir, entre otros. Además del morro de Sa Vaca, la mole de piedra que sobre sale desde la Calobra.
Cima del Puig Roig, 1003, detrás, el Puig Major.
Más Puig Major.
Bajando con el tiempo despejado. Al fondo, el Tomir.
El cazador cazado.
Finca de Mossa y el Tomir.
El camino que los contrabandistas usaban antiguamente.
DURACIÓN ACTIVIDAD
Para hacer esta excursión necesitaremos al menos 4h.
EQUIPO NECESARIO ACTIVIDAD
Equipo básico para caminar por montaña y agua.
EQUIPO UTILIZADO FOTOGRAFÍA
Sony alpha 6000 con objetivo de kit, y Sony 10-18 f4.
CONSEJOS
A esta zona de la isla solo se puede acceder en domingo, no es posible llevar perros ni montar en bici.
LUGARES DE INTERÉS
Cerca tenemos el torrente de Binifaldó, el de Mortitx lo pasamos si venimos desde Pollensa, sa Fosca no queda lejos tampoco, igual que el torrente de Pareis que coincide en aparcamiento con el anterior, el salt del Molinet para los que les gusten las grandes verticales.
El Puig Tomir desde Menut,  Olla den Pastor y Rota den Negre comparte también aparcamiento con sa Fosca. Hay una vuelta circular al macizo del Puig Roig, queda pendiente para la próxima vez.
Si nos gustan las cuevas en Pollensa está la de Cal Pesso, la de Cornavaques, entre otras muchas.